Despliega el menú
Nacional

Detenido un presunto agresor sexual que fue grabado por cámara de seguridad

En la grabación se aprecia cómo el hombre le golpeó durante 8 minutos hasta que su víctima, herida en la cabeza, pudo huir.

La Guardia Civil ha detenido en Callosa de Segura (Alicante) a un presunto agresor sexual que, además, robaba con violencia a sus víctimas. Una de sus agresiones fue grabada por una cámara de seguridad y, en ella, se aprecia cómo el hombre le golpeó durante 8 minutos hasta que la víctima, herida en la cabeza, pudo huir.

Esta agresión se produjo dentro de un establecimiento del citado municipio y el arrestado es un joven de 25 años y vecino de esta población, según han informado este viernes fuentes del instituto armado.

En las imágenes recogidas por la cámara de videovigilancia de ese local, donde al parecer trabajaba la víctima, se ve cómo el ahora arrestado sale del establecimiento en la hora del cierre y, después, vuelve a entrar por debajo de la persiana medio bajada, sabiendo que ya no quedaba ningún cliente.

La grabación capta "un total de ocho interminables minutos en los que se observa claramente al detenido golpeando a su víctima de forma violenta, con puñetazos, rodillazos e, incluso, con una botella de cristal, provocándole una herida abierta en la cabeza", señala un comunicado de la Guardia Civil.

La mujer consiguió salir corriendo del local, mientras que el presunto agresor, de nacionalidad marroquí, se dirigió a la caja registradora para sustraer la recaudación que allí había.

Fuentes próximas al caso han señalado que, al día siguiente de ocurrir estos hechos, otra mujer llamó con su móvil a la Guardia Civil para informar de que había sido también víctima de un robo con violencia e intimidación con resultado de lesiones por parte, presuntamente, del mismo joven.

En esta ocasión, el detenido está acusado igualmente de haber intentado agredir sexualmente a esta última mujer.

Tras ser denunciado por sus dos víctimas, los agentes registraron el domicilio del sospechoso donde hallaron la ropa que portaba cuando se registró la brutal agresión a la empleada del local y que se ve en las imágenes captadas por la cámara de seguridad.

Esa ropa estaba manchada de sangre, seguramente, de la mujer agredida. El arrestado, a quien se le imputan dos delitos de robo con violencia e intimidación con resultado de lesiones y uno de agresión sexual, ya ha ingresado en prisión de forma provisional por orden judicial, según la Guardia Civil.

Etiquetas
Comentarios