Despliega el menú
Nacional

Los 6.000 afectados de Los Alcázares se encuentran "perdidos" tras el temporal

"La gente no sabe qué hacer", ha explicado el alcalde de la localidad murciana.

El municipio murciano de Los Alcázares tras las intensas lluvias este fin de semana.
Los 6.000 afectados de Los Alcázares se encuentran "perdidos" tras el temporal
Efe

El alcalde de la localidad costera murciana de Los Alcázares, Anastasio Bastida, ha dicho este martes que tras las inundaciones sufridas en la localidad tras las fuertes lluvias, y una vez que ha bajado el nivel de las aguas en las calles más afectadas, "la gente está ahora mismo perdida, no sabe qué hacer".

En declaraciones, ha indicado que las aproximadamente 6.000 familias, un tercio de la población, cuyas casas han resultado afectadas, sobre todo en los barrios de la urbanización Nueva Marbellay la parte más antigua de la localidad ribereña con el mar Menor, están siendo conscientes ahora de los graves daños sufridos en sus casas. Ahora mismo, sobre todo no saben cómo manejarse con el asunto de los seguros, quienes los tienen, o con la posibilidad de acceder a ayudas o indemnizaciones, explica el primer edil.

Por ello, el ayuntamiento ha habilitado una oficina especial abierta de ocho de la mañana a ocho de la tarde y atendida por cuatro funcionarios por turno que tratan de solventar las dudas de todo tipo que surgen al enfrentarse a este tipo de catástrofes naturales. Las escenas ante situaciones de este tipo se repiten: muebles, electrodomésticos y colchones apoyados en las paredes y sobre las aceras puestos a secar, escobas empujando barro hacia fuera de las casas y mangueras y fregonas en marcha en manos de ciudadanos resignados que de momento se centran en limpiar y hacer lo más confortables posibles sus casas para el invierno que viene.

Según el alcalde, que dice haber podido dormir seis horas en los últimos cuatro días, solo medio centenar de personas, sobre todo personas mayores e inmigrantes, se están alojando ya en el centro de alto rendimiento deportivo de Los Alcázares, donde voluntarios de Cruz Roja se están haciendo cargo de su cuidado y manutención.

El resto de afectados se las están arreglando en sus propias casas, los que pueden, o en las de familiares, que están ayudando a las tareas de reparación, a las que se dedican particulares y técnicos municipales, del Gobierno autonómico y de la Unidad Militar de Emergencias (UME). Se trata fundamentalmente, ha explicado, de limpiar las calles de barro, piedras y ramas, retirar los vehículos que estorbaban, evacuar agua y fango de bajos y garajes en superficie y restablecer en condiciones seguras el suministro de las redes de electricidad y las conducciones de agua potable, así como achicarla con grandes bombas de sótanos y aparcamientos subterráneos, anegados por completo.

Los trabajos han sido coordinados en una reunión mantenida a primera hora por los responsables de la UME, los bomberos y Protección Civil, que están poniendo especial empeño también en la recuperación de las infraestructuras deportivas, educativas y culturales afectadas por la riada, una vez que se han podido despejar todas las carreteras urbanas e interurbanas que a última hora de ayer estaban todavía impracticables. Como en las viviendas y locales comerciales, el agua ha alcanzado entre medio metro y metro y medio de altura en el polideportivo, el colegio Bienvenido Conejero, el instituto de educación secundaria Antonio Menárguez, la sala escolar, la guardería, la biblioteca y la oficina de turismo, recapitula Bastida, que recuerda que cayeron 268 litros de lluvia por metro cuadrado en 36 horas, un día y medio.

Las seis playas que atraen a numerosos turistas a la localidad (Las Salinas, Los Narejos, Las Palmeras, Espejo, Manzanares, Carrión y La Concha) han quedado también destrozadas, al igual que los muchos caminos rurales que dan acceso a la zona agrícola. Sobre esta área, concluye que fue la rotura de un muro de contención de un canal de drenaje la que hizo que la lluvia acumulada no desaguara por su cauce habitual hasta la rambla del Albujón, sino que fuera arrastrada tras el reventón desde la zona regable de huerta hasta el casco urbano con los daños conocidos que ahora comenzarán a ser cuantificados.

Etiquetas
Comentarios