Despliega el menú
Nacional

Cada vez más circos prohíben el uso de animales

En la mayoría de los casos, acaban en zoológicos.

Este tigre pasó su vida en un circo. Hasta que dejó de ser útil para su domador. El Seprona de la Guardia Civil lo rescató y lo trajo hasta este centro de la Fundación Arca de Noé. Son animales que les han roto el alma, los han desuñado. La prohibición de muchas ciudades de que haya animales en los circos ha provocado que tengan de deshacerse de ellos.

 

Como este santuario para animales salvajes ubicado en Alicante. Este Circo contrata o no a los animales según la ciudad que visita. La función ha terminado para estos animales que viajaron con las caravanas y ahora viven en este centro lejos de la mirada del público que los vio sobre la carpa.

Etiquetas
Comentarios