Despliega el menú
Nacional

Mamuts y rinocerontes lanudos habitaron noreste peninsular hace 45.000 años

Un estudio de la Universidad de Oviedo ha analizado 25.000 restos.

Parte de un esqueleto de mamut
Sale a subasta el esqueleto real de un mamut lanudo enorme
Catawiki

Mamuts y rinocerontes lanudos habitaron el noreste peninsular durante el Paleolítico Medio, según un estudio paleontológico relativo al yacimiento de la Cova de les Teixoneres, en Moià (Barcelona), dirigido por la Universidad de Oviedo y en el que participa la científica Ruth Blasco, del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH), en Burgos.

El estudio ha sido publicado recientemente en la revista Paleo3 (Paleografía, Paleoclimatologí y Paleoecología) y cuenta también con la participación de la Universidad Rovira i Virgili y el IPHES.

Se han analizado 25.000 restos ungulados procedentes de Cova de les Teixoneres, con una antigüedad de entre 45.000 y 50.000 años, ha informado hoy el CENIEH.

Los restos muestran una mezcla de animales de ámbitos templados como corzos o asnos silvestres, con otros de climas fríos propios del otro lado de los Pirineos, como mamuts o rinocerontes lanudos y también se han encontrado otras especies con gran tolerancia climática como ciervos, caballos, uros, cabras, rebecos o jabalíes.

Ruth Blasco, codirectora del yacimiento y científica del CENIEH, ha explicado que la variedad de animales deriva de la diversidad de ambientes en los alrededores de la cueva.

"Esta diversidad facilitaría la presencia de un buen elenco de predadores", ha afirmado, como las hienas de las cavernas, "las auténticas protagonistas de la cueva", aunque también los osos de las cavernas y grupos de neandertales.

La presencia de animales fríos plantea interesantes cuestiones de tipo biogeográfico y paleoecológico, puesto que queda por determinar cómo acabaron en la zona los animales fríos.

Podrían haber llegado empujados por una pulsación climática fría pero también formar parte de una población autóctona, que sería la más meridional de Europa occidental, ha añadido.

Blasco ha recordado que los Pirineos y la Cordillera Cantábrica actuaban como barrera biogeográfica que convertía a la Península Ibérica en un refugio para especies templadas.

De ahí se deduce la escasez de restos de especies frías como los mamuts o el rinoceronte lanudo en yacimientos del Paleolítico Medio, como el de Cova de les Teixoneres.

Etiquetas
Comentarios