Despliega el menú
Nacional

Hay que gobernar

La hemeroteca de HERALDO parece desmentir el dicho de que no hay mal que cien años dure.

Editorial de HERALDO publicado el 18 de junio de 1916.
Editorial de HERALDO publicado el 18 de junio de 1916.

Dicen que no hay mal que cien años dure, pero la hemeroteca de HERALDO DE ARAGÓN parece desmentir tal afirmación. En plena campaña electoral tras vivir la legislatura más corta de la Democracia, rescatamos un editorial que cumple cien años. En él que se lanza un mensaje claro a los políticos de principios del siglo XX.

"En el transcurso del debate político que desde hace días entretiene a las primeras figuras parlamentarias, ha sonado diferentes veces la frase que sirve de epígrafe a estos renglones: hay que gobernar.

La frase ha brotado de la derecha, de la izquierda y del centro. […] Hay que gobernar. En efecto, hay que gobernar, porque según la definición vulgarísima, gobernar es prever, y la imprevisión ha sido la norma inveterada de los gobernantes españoles.

No se puede señalar determinadamente a estos ni a aquellos hombres, estos ni los otros tiempos. La imprevisión erigida en sistema ha sido como la divinidad ciega y loca que regía los destinos de este pueblo sin ventura.

Hay un pecado común a todos los directores de la vida española: el pecado de haber convertido en una burda ficción el régimen democrático en que decimos vivir. So capa de una democracia aparente, vivimos en un engaño perpetuo.

Los gobernantes, lejos de buscar el contacto y la inspiración del pueblo, rehúyen uno y otro sistemáticamente. [...] El que gobierna es, en las verdaderas democracias, el primer servidor de su país.

[…] Por no querer entenderlo así, los conductores del pueblo español se llenan de abrojos su propio camino. Por no querer entenderlo así se debaten muchas veces en el vacío que esteriliza sus intenciones más puras.

[…] No puede negarse que asistimos a ese momento trascendental en el que se inicia la resurrección de los pueblos. Problemas que antes no interesaban a la masa del país, ahora son examinados por ella con un interés creciente.

[…] En su consecuencia van entrando como redentoras claridades nuevas concepciones de la vida y del deber, nuevos y más austeros principios de justicia y renovación.

[…] Ante los ojos tenemos la hoja en blanco sobre la que hemos de empezar a escribir el primer capítulo de la historia de una patria nueva. Hombres llamados a llenar esa primera página con una hermosa viñeta o con un feo borrón, mirad lo que hacéis.

El mundo os mira. Si por torpeza o por abulia os equivocáis, la posteridad habrá de ser inexorable con vosotros.

(Noticia de Hemeroteca recopilada por Mapi Rodríguez y Elena de la Riva. Documentación de Heraldo de Aragón)

Etiquetas
Comentarios