Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Denuncia a su cirujano por no dejarle los glúteos como los de Jennifer López

El hombre ha sido absuelto.

Jennifer López, orgullosa de su cuerpo en el tema 'Booty'
Jennifer López.
Twitter

La Audiencia de Sevilla ha absuelto a un cirujano de un delito de falsedad documental y de dos delitos de estafa procesal de los que estaba acusado por una paciente que le pidió un aumento de glúteos "lo más parecido" a los de la actriz y cantante Jennifer López.

La mujer pidió al cirujano que le colocaran "implantes redondos y grandes", lo que desaconsejó el médico, pero la paciente insistió en que le gustaban los más parecidos a los de Jennifer López, según los hechos probados que recoge la sentencia de la sección séptima de la Audiencia.

La paciente, que denunció al médico por mala praxis profesional y falta de información, fue a la consulta el 27 de enero de 2009, cuando se inició su historial médico. En este historial, se hicieron constar sus antecedentes y una exploración, y se le entregó un consentimiento informado, que la paciente llevaría al hospital Nisa el día de la intervención.

También se incluyeron fotos, información del preoperatorio y de la preanestesia, así como el plan de la de gluteoplastia de aumento prevista. El 13 de febrero de 2009 se realizó la intervención pactada y la paciente entregó ese día el documento de consentimiento informado exclusivamente en la última hoja.

En ese documento, se explicaba la información general sobre la cirugía, el tratamiento alternativo, los riesgos, el seguro de salud, las necesidades de una cirugía adicional, las responsabilidades económicas y las renuncias. La paciente firmó el documento tras un epígrafe con el siguiente texto: "Se me ha preguntado si quiero una información mas detallada, pero estoy satisfecha con la explicación ofrecida y no necesito más información", según la sentencia.

La Fiscalía pedía un año de prisión para el médico por un delito continuado de falsedad documental y una multa de 1.620 euros, mientras que la acusación particular calificó los hechos como un delito de falsedad en documento privado y dos delitos de estafa procesal, por los que pedía 5 años de prisión, tres de inhabilitación y 45.000 euros en materia de responsabilidad civil.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión