Despliega el menú
Nacional

​Dos años de cárcel para un empresario por negarse a pagar una indemnización por despido

Ha sido además condenado al pago de una multa de 4.200 euros y al abono de las costas.

La Audiencia Provincial de León ha condenado a un empresario a dos años de cárcel por un delito de insolvencia punible, ya que el condenado descapitalizó su empresa con el único objetivo de eludir el pago de una indemnización por despido de 35.000 euros.

Se trata de la primera vez que en España se impone pena de cárcel a un empresario por negarse a abonar una indemnización por despido.

Según la sentencia, el empresario ha sido además condenado al pago de una multa de a4.200 euros y al abono de las costas.

En 2012, el juzgado de lo Penal número 1 de León condenaba al empresario a readmitir al trabajador, que había sido despedido en 2010, o a abonarle 15.689,52 euros en concepto de indemnización, 14.295,06 euros en concepto de salarios de tramitación y 4.000 euros de indemnización adicional.

Pero el hoy condenado procedió a hacer desaparecer las empresas originales con el único objeto de impedir que el trabajador cobrara lo que le correspondía.

La sentencia abre la puerta para que el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) pueda recuperar los 16.000 euros que abonó al trabajador en sustitución del empresario.

Etiquetas
Comentarios