Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

El Rey encara la recta final de sus consultas antes de proponer candidato

Once políticos se han reunido con Felipe VI para llegar a un acuerdo con respecto al futuro Gobierno de España.

Felipe VI se reúne con Albert Rivera este miércoles en el palacio de la Zarzuela.
Felipe VI se reúne con Albert Rivera este miércoles en el palacio de la Zarzuela.
AFP

El Rey ha recibido hoy en La Zarzuela a los portavoces de Compromís, En Comú Podem y Ciudadanos, lo que le permite encarar la recta final de su semana de consultas políticas antes de proponer candidato a la Presidencia de Gobierno, que según asegura el valenciano Joan Baldoví, será Mariano Rajoy. Con las tres entrevistas de este miércoles son ya once los representantes políticos que han pasado por el despacho del jefe del Estado, a quien sólo resta reunirse mañana con los líderes de los tres partidos más votados en las elecciones generales.

Por la mañana recibirá al líder de Podemos, Pablo Iglesias, después se entrevistará con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y por la tarde cerrará con el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, su ronda de consultas, con la que cumple lo establecido en el artículo 99 de la Constitución.

Las audiencias han servido para confirmar, según ha asegurado el portavoz de Compromís, Joan Baldoví, que la intención del Monarca es seguir el "orden natural de las cosas" y proponer al candidato de la lista más votada, esto es, a Mariano Rajoy.

Otra cosa sería si el líder del PP, como le ha planteado el diputado a don Felipe, renunciara a someterse a la investidura, en cuyo caso se abrirían otras posibilidades para Pedro Sánchez.

La versión del diputado valenciano sobre las intenciones de Felipe VI no ha podido ser contrastada, puesto que la Casa del Rey nunca informa del contenido de las audiencias del Rey.

Respecto al propósito fundamental de la ronda de conversaciones, Baldoví ha informado al Monarca de que su partido no apoyará a Rajoy, quien a su juicio "no puede mirar a ningún sitio porque no tiene ningún amigo en ningún sitio", y ha apostado por un Gobierno de cambio.

Ello no significa que Compromís haya decidido ya votar a favor de Sánchez, puesto que según ha recordado los socialistas aún no han hablado con ellos, y ha advertido de que tendría que comprometerse a cambiar la financiación autonómica y abordar medidas sociales. De su entrevista con el portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech, el Rey ha podido saber también que esta formación tampoco quiere a Rajoy al frente del Ejecutivo.

En cuanto a Pedro Sánchez, Domènech ha dicho en rueda de prensa que está convencido de que conseguirán convencer al PSOE de que el referéndum en Cataluña es posible en el marco de las negociaciones para la investidura de su líder, porque esa consulta era una propuesta del PSOE hace sólo dos años.

Pero la mayor parte de la hora y media que el Monarca ha dedicado a Domènech la han ocupado ambos en debatir sobre una posible reforma constitucional, el referéndum y el encaje de Cataluña en España.

"No puedo decir nada de lo que ha dicho él, pero está claro que no partíamos de posturas iguales", ha comentado al respecto en rueda de prensa.

Un debate "muy interesante", según ha recalcado también, con el que el Rey sigue recabando las opiniones de los partidos ante una hipotética reforma de la Constitución.

También ha durado hora y media la audiencia con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, quien ha ofrecido los escaños de su partido para intentar "desencallar" la situación de "guerra fría", ha dicho, entre PP y PSOE, de manera que pueda echar a andar la legislatura.

De cara a la investidura, Rivera ha trasladado al Rey su conocida propuesta de abstenerse para facilitar la formación de un Gobierno dispuesto a abordar una agenda reformista bajo los principios de respeto a la Constitución, la igualdad de los españoles, el estado de bienestar, la economía de mercado y la pertenencia a la UE.

Ha admitido también que su partido puede apoyar una reforma de la Carta Magna, siempre y cuando se aborde "sabiendo qué queremos" y no abriendo una comisión "sin rumbo"; y ha advertido de que en todo caso sería necesario el concurso del PP como fuerza más votada.

Tras su entrevista con don Felipe, Rivera ha destacado que en un momento en que "toca hacer política con mayúsculas", el jefe del Estado, y "aunque no se meta en política", está desempeñando su papel institucional "a la altura de las circunstancias".

Considera también que el Rey es una "pieza fundamental" del sistema parlamentario, y que al papel de arbitraje que le da la Constitución añade el de "liderazgo moral y político en términos institucionales", de manera que en el "poco tiempo" de su reinado ya ha demostrado una forma de actuar que "satisface" a muchos españoles.

En la jornada de este miércoles, Felipe VI ha recibido dos regalos; un ejemplar de los Fueros de Valencia que le ha regalado Baldoví, y el último libro de Domènech, titulado "Hegemonías. Crisis, movimientos de resistencia y procesos políticos (2010-2013)".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión