Despliega el menú
Nacional

Podemos reconocerá a Palestina, rechazará el TTIP y blindará la cooperación

El exjemad y número dos por Zaragoza al Congreso, Julio Rodríguez, ha remarcado junto a Pablo Bustinduy, la propuesta de podemos.

ESPAÑA ELECCIONES GENERALES PODEMOS
EX JEMAD JULIO RODRIGUEZ VE A PODEMOS COMO UN PARTIDO CON "ALTURA DE ESTADO"
Jorge Zapata

El reconocimiento "inmediato y unilateral" del Estado Palestino, la negativa al TTIP, la creación de una agencia fiscal internacional para combatir los paraísos fiscales y la apuesta por la cooperación, son algunos de los ejes que ha planteado Podemos en materia de política exterior.

El exjemad y número dos por Zaragoza al Congreso, Julio Rodríguez, y el secretario de Relaciones Internacionales de la formación violeta, Pablo Bustinduy, quien ha enmarcado la propuesta en lo que ha denominado "las tres D" -democracia, desarrollo sostenible y Derechos Humanos-, han sido los encargados de presentar en Zaragoza este apartado del programa.

Bustinduy ha subrayado que estas "tres D" no pueden ser "grandes principios abstractos", sino que deben materializarse y que España tiene que reafirmar su compromiso con ellos.

Así, ha explicado que el programa electoral de Podemos incide mucho en la democratización de la gobernanza mundial para luchar contra los paraísos fiscales o para establecer un marco jurídico para los procesos de reestructuración de la deuda soberana y que no se produzcan "chantajes", como cree que ha ocurrido en los países periféricos del euro.

A ello ha añadido la propuesta de un convenio vinculante para que deje de imperar "la ley de la selva" y las grandes empresas respeten los Derechos Humanos o su negativa al TTIP, al que considera "una amenaza directa a la soberanía popular". "No puede ser que las empresas multinacionales no estén sometidas al marco jurídico de este país", ha insistido.

El también candidato al Congreso por Madrid ha recordado que el Plan de Rescate Ciudadano de Podemos, que contiene medidas a aplicar en los primeros cien días de gobierno, también incluye medidas de política exterior, en un "gesto simbólico" de la importancia que le otorgan al papel de España en el contexto internacional.

Entre estas medidas también se encuentra un reconocimiento "inmediato y unilateral" del Estado Palestino para que pueda sentarse a las mesas de negociaciones con todas las prerrogativas de cualquier otro Estado, además de que ha defendido un "giro radical" a la situación "de injusticia" que sufre el pueblo saharaui, con el que cree que España tiene "una responsabilidad histórica" y debe aprovechar la oportunidad de ser miembro del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

En cuanto a la cooperación, ha anunciado que, si llegan a la Moncloa, crearán un Ministerio de Solidaridad y Cooperación Internacional para que esta materia deje de estar sometida a intereses económicos, de seguridad o de inmigración y control de fronteras.

En ellas, además, Bustinduy se ha comprometido a que un 15 por ciento de su presupuesto se destine a políticas de equidad de género y, en este sentido, ha afirmado que plantearán que, en el momento de sustituir al secretario general de la ONU, sea elegida una mujer.

Sobre Europa, aunque ha reiterado que "ya no es política exterior", ha abogado por "democratizar" y hacer que sea fiscalizable la actuación de los poderes económicos de la Unión, en especial el Banco Central Europeo, para lo que proponen crear un parlamento de la zona euro con competencias en la armonización de políticas fiscales para acabar con la "competición por abajo" y el fraude fiscal.

Ha defendido que "Europa esté a la altura de los valores que dice defender" y que no se repitan situaciones como la de Grecia y otros países periféricos.

Por su parte, Julio Rodríguez se ha centrado en la seguridad y la lucha contra el terrorismo y ha incidido en las medidas planteadas por Pablo Iglesias tras los atentados de París, como el embargo de armas, cortar las vías de financiación de los grupos terroristas y que la vía política, económica y diplomática y la cooperación deben primar sobre la vía militar, que es "lo más fácil" pero también "lo más inútil".

Además, ha asegurado que con la estrategia seguida desde 2001 no se ha logrado aplacar el terrorismo, sino que incluso se ha incrementado en los países de origen.

Estas medidas, ha proseguido, solo las pueden llevar a cabo partidos que tengan una visión política y que estén "al servicio de la gente".

Asimismo, Rodríguez ha respondido a las críticas por parte de Unidad Popular en las que afeaban que la prórroga del polígono de tiro militar de Las Bardenas se produjo mientras era Jemad, así como el hecho de que un miembro de las Fuerzas Armadas pudiera volver a ser ministro de Defensa.

Ha aseverado que el desmantelamiento de Bardenas está en el programa electoral de Podemos y que lo van a cumplir, y que el sometimiento de las Fuerzas Armadas al poder civil está ya asumido tanto por los militares como por la sociedad y, por tanto, la situación no sería distinta a la de, por ejemplo, un médico como ministro de Sanidad.

Por último, la número dos al Senado por Zaragoza, Cristina Pemán, ha hablado de inmigración y refugiados y ha defendido que a Podemos le importan las personas sin tener en cuenta dónde hayan nacido.

"Los refugiados son bienvenidos", ha concluido.

Etiquetas
Comentarios