Despliega el menú
Nacional

El ​Gobierno paga a Cataluña 319 millones tras aceptar las condiciones exigidas

Artur Mas ha tachado de "vergonzante" que Cataluña tenga que "ir a pedir caridad a final de mes".

El Gobierno abonará a partir de este viernes a Cataluña 319 millones de euros a cargo del Fondo de Liquidez Autonómico del mes de noviembre -101 para el pago a los proveedores farmacéuticos-, en una jornada en la que el Parlament ha presentado alegaciones ante el Constitucional a la suspensión de la resolución independentista.

En rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría ha explicado que las comunidades adheridas al FLA recibirán 874,91 millones de euros del fondo ordinario, incluida Cataluña.

Y es que, según la vicepresidenta, Cataluña "ha empezado a cumplir las condiciones" para poder recibir este FLA ordinario, al dirigirse al Ministerio de Hacienda para incorporarse al sistema de facturas electrónicas y presentar el informe que tiene que remitir sobre el cumplimiento del resto de sus obligaciones.

Por parte de la Generalitat, el presidente en funciones, Artur Mas, ha tachado de "vergonzante" que Cataluña tenga que "ir a pedir caridad a final de mes" para que el Gobierno "devuelva en forma de crédito" el dinero para financiar un sistema público "infradotado".

"Parece que tengas que ir a pedir caridad a final de mes para poder aguantar un sistema que el país (Cataluña) como tal es perfectamente capaz de aguantar y mejorar", ha lamentado durante su intervención en un acto de la Generalitat.

Al margen de la cuestión del FLA, y en lo que respecta al proceso soberanista, el Parlament ha pedido al Tribunal Constitucional (TC) que rechace la impugnación promovida por el Gobierno de la resolución independentista del 9 de noviembre.

El Parlament alega que "solo puede ser considerada como una declaración mediante la cual manifiesta una voluntad política", por lo que pide al TC que "declare la inadmisibilidad" de la impugnación, y recuerda que responde a un mandato que "se fundamenta en los programas electorales".

Por lo que respecta a las perspectivas para lograr un acuerdo sobre la investidura del presidente de la Generalitat, la CUP prosigue su debate interno para fijar su postura, y un comentario publicado en Twitter por el cantante Francesc Ribera "Titot", en el que afirma que "sin independencia no hay revolución", ha suscitado la adhesión del presidente del grupo parlamentario, Antonio Baños.

Para el líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, que Junts pel Sí se plantee "construir un nuevo sistema con una fuerza antisistema como la CUP", es "el 'cum laude' de la irresponsabilidad".

La actividad parlamentaria se ha centrado en las críticas de los grupos de la oposición a lo que consideran "parálisis" institucional cuando justamente hoy se cumplen los dos meses desde las elecciones del 27S.

La presidenta del grupo de Ciudadanos (C's), Inés Arrimadas, ha propuesto al resto de grupos de la oposición pactar "un calendario de actuación conjunta" en la cámara para defender propuestas relacionadas con las políticas sociales.

La portavoz del PSC, Eva Granados, ha indicado que "hace una semana que pedimos un pleno monográfico sobre la reactivación económica y la situación social que hay en Cataluña", y aún no hay fecha fijada.

Joan Coscubiela, portavoz de Catalunya Sí que es Pot, ha afirmado que ahora mismo "tenemos una situación esperpéntica, con una investidura del president bloqueada, un Govern en funciones que más bien está en estado de defunción y un Parlament en hibernación".

La respuesta del grupo de JxSí ha venido de la mano de su presidente, Jordi Turull, que ha acusado a PSC y a Catalunya Sí que es Pot de hacer "demagogia, electoralismo e hipocresía" al pedir un pleno antes de la campaña electoral y criticar la parálisis del Parlament, cuando en Andalucía "estuvieron 80 días sin hacer nada" mientras esperaban la investidura de Susana Díaz (PSOE).

Etiquetas
Comentarios