Despliega el menú
Nacional

España subraya que una Cataluña independiente no sería reconocida en la ONU

El titular de Exteriores defendió la necesidad de que los catalanes sepan "las consecuencias de cada una de las propuestas que se hacen".

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, insistió este viernes en que una declaración de independencia unilateral dejaría a Cataluña sin reconocimiento de la ONU y de otras estructuras internacionales.

"Una declaración de independencia unilateral, en Cataluña o en cualquier otro lugar, no conseguiría el reconocimiento de Naciones Unidas", avisó García-Margallo en declaraciones en la misión española ante esta organización.

Según el ministro, ese territorio quedaría fuera de "todo el sistema de Naciones Unidas, incluido el Fondo Monetario Internacional".

Una independencia unilateral, insistió, supondría "la exclusión inmediata de Cataluña del sistema de Naciones Unidas y de la Unión Europea, con las consecuencias económicas que ello tiene".

El titular español de Exteriores defendió la necesidad de que los catalanes sepan "las consecuencias y el escenario real de cada una de las propuestas que se hacen".

"Se trata de dar argumentos, de explicar a la gente. Cuando dicen que son amenazas, no, mire usted, son advertencias", señaló.

"Nosotros creemos que para Cataluña es infinitamente mejor estar dentro de España, dentro de la Unión Europea y dentro de la comunidad internacional en Naciones Unidas que la opción contraria, en la que estaría fuera de España, fuera de la Unión Europea y fuera de las Naciones Unidas", insistió.

García-Margallo hizo estas declaraciones poco antes de que la Asamblea General de la ONU aprobase, a iniciativa de España, una resolución con motivo del 70 aniversario de las Naciones Unidas en la que se insiste, entre otras cosas, en el respeto a la integridad territorial de los Estados.

El texto renueva el compromiso de los 193 miembros de la ONU con los principios básicos de la organización, incluidos el respeto de la integridad territorial, de la igualdad soberana entre Estados, de su independencia política o de la libre determinación de los pueblos.

La breve declaración, que consta de ocho párrafos y que fue aprobada por consenso, no menciona ningún país o territorio en concreto.

En un discurso ante la Asamblea tras la aprobación, el ministro español dijo que la principal amenaza para la paz y la seguridad en el mundo es este viernes "el terrorismo, sobre todo en su vertiente yihadista".

"Pero hay otra amenaza a nuestro común anhelo de convivir unidos en el respeto a la diversidad. Me refiero a la voluntad de imponer identidades excluyentes en nuestras sociedades libres y abiertas", dijo García-Margallo.

Según el ministro, "quienes pretenden imponer la uniformidad étnica, lingüística, religiosa o de cualquier otro tipo por encima de la pluralidad constitutiva de los Estados democráticos y de derecho van en contra del sentido de la historia y la historia ni les comprenderá ni les absolverá".

García-Margallo, que en su discurso no mencionó a Cataluña, defendió que "a veces, ese deseo de imponer una identidad exclusiva sobre una comunidad esencialmente diversa se expresa con una voluntad unilateral de romper con modelos de convivencia muchas veces seculares, democráticos y regidos por el Estado de derecho".

Según aseguró, la comunicad internacional "se ha pronunciado clara, expresa y rotundamente en contra del reconocimiento de esas supuestas realidades unilaterales, que este viernes sólo habitan en el más absoluto de los limbos jurídicos y políticos".

"La experiencia nos demuestra que el respeto al principio de integridad territorial es una salvaguarda esencial contra un retorno al estado de naturaleza", subrayó.

Etiquetas
Comentarios