Despliega el menú
Nacional

​Los ministros Margallo, Soria y Pastor llegan a Teherán para relanzar las relaciones con Irán

España se prepara para abrir nuevas vías comerciales para que, cuando se vayan levantando las sanciones, se puedan alcanzar acuerdos.

Los ministros de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, Fomento, Ana Pastor, e Industria, José Manuel Soria, llegaron a Irán en un viaje oficial que tiene por objetivo estimular la relación bilateral entre ambos países y que cuenta con un marcado carácter económico.

El Airbus 310 de la Fuerza Aérea Española en el que viajaron los tres ministros españoles aterrizó en el aeropuerto de Teherán a las 16.00 GMT.

García-Margallo, Soria y Pastor llegaron a Irán, apenas dos meses después de la firma del acuerdo nuclear, acompañados por una delegación económica y comercial que forman hasta 40 representantes de empresas españolas.

El acuerdo alcanzado en julio entre seis potencias e Irán para limitar su programa nuclear a cambio de un levantamiento de sanciones es el punto de partida de este viaje oficial.

El jefe de la diplomacia española mantendrá en Teherán reuniones con su homólogo iraní, Mohamad Yavad Zarif, con Akbar Hashemi Rafsanyani, presidente del Consejo de Discernimiento y expresidente entre 1989 y 1997, y con Alí Akbar Velayatí, exministro de Exteriores durante 16 años y actualmente consejero en política internacional del líder supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei.

Está previsto asimismo que García-Margallo se reúna con el presidente iraní, el moderado Hasán Rohaní.

Sin contenciosos bilaterales con Irán, España se prepara para recuperar las importantes relaciones comerciales y económicas que mantenía con este país y abrir nuevas vías para que, cuando se vayan levantando las sanciones, se puedan alcanzar acuerdos.

Estimular y recuperar la relación bilateral entre España e Irán es así uno de los principales objetivos entre dos países que tienen muchos sectores potenciales en los que pueden colaborar, como las infraestructuras -especialmente en las líneas ferroviarias-, la energía, el turismo, el sector financiero, la automoción y la cultura.

Fuentes diplomáticas han explicado que se abre en Irán una nueva etapa tras el acuerdo nuclear y muchas oportunidades de negocio y que España quiere, al igual que ya están haciendo otros países europeos, posicionarse en la que es la segunda economía de la región en términos de PIB, por detrás de Arabia Saudí.

España, que ve "histórico" el acuerdo nuclear entre Irán y el Grupo 5+1 (EEUU, Francia, China, Rusia, Reino Unido y Alemania), está muy implicada en este asunto puesto que es miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU en el bienio 2015-2016 y preside además el Comité encargado de vigilar y controlar el cumplimiento de las sanciones al país islámico.

El ministro iraní de Exteriores estuvo en abril de este año en Madrid en respuesta a la invitación que García-Margallo le hizo en marzo de 2014 durante su viaje oficial a Teherán.

La visita que García-Margallo hizo entonces a Irán, la primera de un jefe de la diplomacia española a la República Islámica en más de una década, fue acortada sensiblemente puesto que el ministro tuvo que viajar a Bruselas debido a la crisis ucraniana.

Etiquetas
Comentarios