Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Las chicas arrastran enormes piedras en un Bilbao que hierve de gente y calor

Dos grupos de chicas han arrastrado una piedra de 650 kilos.

Dos equipos de mujeres, uno vizcaíno, de Zeanuri, y otro guipuzcoano, de Astigarraga, han competido en el arrastre.
Las chicas arrastran enormes piedras en un Bilbao que hierve de gente y calor
Efe

Bilbao ha celebrado este viernes el día grande de sus fiestas convertido en un hervidero de gente y calor, con los termómetros marcando 30 grados, lo que no ha arrugado a dos cuadrillas de mujeres que se han desafiado a ver cuál de ellas llevaba a más distancia una piedra de 650 kilos.

Este singular reto formaba parte del programa de las fiestas de Aste Nagusia (Semana Grande), que todos los años tiene una cita obligada con los deportes tradicionales vascos.

El desafío de este viernes consistía en un arrastre de piedra: dos equipos de ocho mujeres, uno vizcaíno, de Zeanuri, y otro guipuzcoano, de Astigarraga, competían por ver cuál de ellos transportaba durante más distancia una mole de 650 kilos en un tiempo de 20 minutos.

Bajo un sol de justicia, aunque con alguna cotizada zona de sombra, cientos de personas se han congregado alrededor del campo de competición, preparado en el Arenal bilbaíno, para observar el duelo.

Tras un breve calentamiento, las primeras en actuar han sido las chicas de Astigarraga: Mirari, Eneritz, las dos Garazi, Olatz, Ainhoa, Karmele y Marina, apoyadas por la "relojera" -solo puede aconsejar a las competidoras- Eneritz.

Vistiendo camisetas azules, las jóvenes se han colocado unos petos que llevaban unas cadenas con las que se han amarrado a una estructura tubular que sujetaban con las manos. A la estructura iba atada, con otra cadena, la piedra que, al caminar, las forzudas arrastraban por el pavimento.

Después les ha llegado el turno a las jóvenes vizcaínas, vestidas de verde: Miren, Anitzibea, Irati, Nagore, Laura, Garazi, Emma y Belén, ayudadas por el "relojero" Arkaitz.

Algún área de sombra y el hecho de que el suelo hubiese sido remojado aliviaban parcialmente el esfuerzo de estas mujeres, una de las cuales, del equipo de Astigarraga, ha sufrido un ligero tirón muscular.

Al final se han impuesto las chicas guipuzcoanas, que en los 20 minutos de prueba han logrado desplazar la piedra una distancia de 45 clavos (cada uno son 28 metros) y 4,5 metros, lo que, traducido a ésta última unidad de medida, significa que han arrastrado el pedrusco durante 1.264,5 metros.

Las vizcaínas se han quedado en 44 clavos exactos, es decir, 1.232 metros.

Un grupo de cuatro hombres ha intentado posteriormente establecer un récord con una piedra de 1.500 kilos, tratando de hacer 2,5 metros por cada clavo que hubiera completado la cuadrilla femenina vencedora del desafío anterior, pero no lo han conseguido.

Al margen de estas pruebas, el Arenal bilbaíno bullía al pil-pil, por el calor y porque este viernes tocaba concurso de bacalao con esta salsa, al que se han presentado 44 competidores.

Mientras los concursantes movían sus cazuelas para obtener el pil pil, los organizadores recordaban por megafonía a los más despistados que el aceite no tiene que hervir, sino que solo debe estar caliente para que "ligue" la salsa.

Con este ambiente han transcurrido las primeras horas del día grande de las fiestas de Bilbao, que esta tarde vivirán la séptima corrida de abono, con toros de Antonio Bañuelos para los matadores "Finito de Córdoba", Iván Fandiño y Alejandro Talavante; y, ya por la noche, los fuegos artificiales con la pirotecnia italiana Parente y un concierto de Maldita Nerea, entre otras muchas actividades.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión