Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Casado apuesta por un bloque constitucionalista para gobernar Cataluña tras el 27S

Comenta que si el bloque suma una mayoría frente a quienes defienden la independencia, el PP "estaría evidentemente en esa mayoría".

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado.
Casado apuesta por un bloque constitucionalista para gobernar Cataluña tras el 27S
Efe

El vicesecretario general de Comunicación del PP, Pablo Casado, apuesta por un bloque constitucionalista que "tenga alternativa de gobierno" tras las elecciones catalanas del próximo 27 de septiembre, con independencia de quién lidere posteriormente esa opción.

Casado ha comentado que si el bloque constitucionalista suma una mayoría frente a quienes defienden la independencia en Cataluña, el PP "estaría evidentemente en esa mayoría". Ha recordado que su formación ya ha actuado de esta manera en otras ocasiones, entre las que ha destacado el paso que el Partido Popular dio en el País Vasco "cediendo gratis" sus votos a Patxi López (PSOE), que en su opinión después protagonizó una legislatura "decepcionante".

En ese caso, los populares pensaron que "lo bueno" era tener una "alternativa constitucionalista al nacionalismo" y el PP dio el paso "sin pedir nada a cambio". Preguntado si el ejemplo vasco sería trasladable a Cataluña con todas las diferencias entre ambos territorios, Casado prefiere "no hacer futuribles", ya que esa decisión le corresponderá al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y al candidato del PP a la Generalitat, Xavier García Albiol.

No obstante, ha añadido: "En principio, nuestro posicionamiento es que queremos que el bloque constitucionalista tenga una alternativa de gobierno, independientemente de quién la encabece". Al respecto, ha recordado que el Partido Popular ha tratado "siempre de hilvanar mayorías de gobierno" en torno a unos principios que en el caso de Cataluña se centran fundamentalmente en "la unidad de España".

El vicesecretario general de Comunicación del PP ha valorado el "cambio de postura" de Unió, así como el hecho de que con Ciudadanos compartan la "claridad de la indivisibilidad de la nación española". En este contexto, ha expresado su confianza en que "el PSC se aclare y de una vez por todas vuelva a sus orígenes, que eran un socialismo nacional en todo el territorio nacional y que deje de coquetear con los separatistas".

Respecto a las encuestas y al candidato del PP en Cataluña, Pablo Casado señala que "el soberanismo se ha desinflado bastante" y que García Albiol aporta "ambición" y "gestión", así como "claridad" en un discurso "sin complejos" que desde la prensa "se intenta caricaturizar a veces".

Por otra parte, Casado se ha referido a las elecciones generales y ha asegurado que el PP ha comenzado a "escaparse del pelotón", al tiempo que ha sostenido que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, es el principal activo de su partido, por lo que asegura que estará muy presente en la campaña electoral. Su figura, ha añadido, contrasta con la de cuatro candidatos que "no han gestionado ni un euro de dinero público en su vida, ni como delegados de facultad", mientras que el jefe del Ejecutivo ha sido presidente de Diputación, vicepresidente de la Xunta, cuatro veces ministro y una vez vicepresidente del Gobierno.

Casado apuesta por "la experiencia, por el piloto con horas de vuelo y por el cirujano con horas de quirófano", haciendo referencia a Mariano Rajoy, que a su juicio cuenta con un balance de gestión "muy positivo" en esta legislatura. Respecto a las ideas básicas con las que el Partido Popular concurrirá a las próximas elecciones generales, hace referencia a cuatro: creación de empleo, reforzamiento de la política social, bajada de impuestos y reformismo institucional.

Respecto a este último aspecto, el dirigente popular precisa que ese reformismo institucional "no implica que sea constitucional", y afirma que el programa del PP "no va a contemplar" esa reforma. Al hilo de las últimas encuestas que ponen de relieve una cierta recuperación de las dos principales fuerzas políticas en España -PP y PSOE-, Pablo Casado reitera que "el bipartidismo sigue vivo", a la vez que sostiene que "no es malo", ya que "las democracias más consolidadas del mundo son eminentemente bipartidistas".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión