Nacional

La partida para cine, la que más sube, pero la de patrimonio, la mejor dotada

El patrimonio artístico recibe 803,57 millones, un 7,3% más que en 2015.

La partida para cine es la que más sube en los presupuestos de Cultura de 2016, aunque la de patrimonio histórico artístico es la mejor dotada, seguida de cerca por la correspondiente a museos, en un año en el que el sector deja de sufrir recortes y recibe 803,57 millones, un 7,3 % más que en 2015.

Estos datos han sido avanzados este martes por el ministro de Hacienda y Administración Pública, Cristóbal Montoro, en la presentación ante el Congreso de los Presupuestos Generales del Estado para 2016.

El capítulo de Arqueología y protección del patrimonio histórico-artístico, que sufraga programas relacionados con la administración, conservación, restauración y protección del patrimonio estatal, es el más alto, con un importe de 156,74 millones de euros, que representan el 19,5 % del total.

En este apartado destacan las dotaciones del programa de administración del patrimonio histórico nacional por importe de 126,10 millones de euros.

Por detrás se sitúa la dotación para museos y exposiciones, 152,42 millones de euros, un 19 por ciento del total del presupuesto cultural.

Esta cuantía, que el año pasado fue de 142,44, incluye los créditos necesarios para el desarrollo de la normal actividad de los museos nacionales del Prado, que recibe 45,40 millones de euros (7,2 millones más que en el ejercicio anterior), y del Centro de Arte Reina Sofía, que contará con 36,63 millones (un 0,7 por ciento más que en 2015).

Dinero que también servirá para rehabilitar edificios y construir nuevas sedes, como la del Museo Nacional de Arte Romano, además de para renovar las exposiciones permanentes.

La cinematografía experimenta un incremento del 47 por ciento respecto al año pasado, con una dotación para 2016 de 74,54 millones de euros, frente a los 50,69 de 2015, de los que el Fondo de Protección a la Cinematografía -las ayudas al sector- obtiene 60 millones de euros, un 64 por ciento más que en 2015, cuando alcanzó los 36,5 millones.

A partir de 2016, se implementará un nuevo sistema de ayudas a la producción de largometrajes, de acuerdo con los términos de la nueva Ley del cine, que entrará en vigor en enero 2016, basado en ayudas sobre proyecto, en sustitución del actual modelo de ayudas a la amortización, lo que permitirá acompasar la financiación pública al ritmo de ejecución de los proyectos.

Asimismo, el Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA) varía su dotación en 23,78 millones de euros hasta llegar a los 76,91 millones, en virtud de las citadas ayudas del Fondo de Protección a la Cinematografía.

Los programas de Música y Danza reciben 94,20 millones, frente a los 92,07 millones de los anteriores presupuestos, que se destinan a la Orquesta y Coro Nacionales de España, el Teatro de la Zarzuela, la Compañía Nacional de Danza, el Ballet Nacional de España y el Auditorio Nacional de Música, así como ayudas para actividades promovidas por entidades privadas.

Se incluyen también partidas presupuestarias para el apoyo a la financiación de actividades de instituciones culturales de referencia, como el Teatro Real, el Gran Teatre del Liceu y el Teatro de la Maestranza.

La partida al teatro, que apenas varía, dispondrá de una dotación de 53,56 millones de euros, frente a los 53,16 del año pasado, para actividades de difusión del teatro y del circo a través de la Compañía Nacional de Teatro Clásico y el Centro Dramático Nacional, entre otros, y mediante la concesión de ayudas para apoyar la creación.

En total, el Instituto Nacional de Artes Escénicas y de la Música recibirá 149,94 millones de euro, un 0,4 por ciento más que el año anterior.

Por otra parte, el Instituto Cervantes, dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, contará el año próximo con un presupuesto de 115,37 millones de euros para el desarrollo de las actividades de sus 64 centros y 12 Aulas Cervantes, frente a los 114,8 millones del año pasado.

Según consta en el presupuesto, el Cervantes reducirá algunos espacios en varios centros mediante cesiones remuneradas de parte de sus edificios a otras instituciones públicas españolas o a instituciones extranjeras que operan en el ámbito de la difusión de la lengua y la cultura y que potencie su presencia en internet.

Además, el grupo de programas de Bibliotecas y Archivos queda dotado con 70,49 millones de euros, una cantidad ligeramente superior a la del año 2015 (67,90 millones de euros), para hacer frente al desarrollo de las previsiones contenidas en la Ley de la lectura, del libro y de las bibliotecas.

En cuanto a la Biblioteca Nacional, incrementa mínimamente su partida (el 0,1%), alcanzando un presupuesto de 29,86 millones de euros.

Asimismo, se incluyen créditos para financiar actuaciones en materia de infraestructuras, como las obras de construcción de las nuevas sedes de los Archivos Históricos Provinciales de Huelva, Castellón y Gerona, de las Bibliotecas Públicas del Estado en Córdoba, Málaga y Alicante, y del Archivo Histórico Provincial y Biblioteca de Ourense. 

Etiquetas
Comentarios