Nacional

Los políticos patinan entre los "saqueos" de Cospedal y las "miembras" de Pedro Sánchez

Soraya Sáenz de Santamaría sorprendió a los suyos refiriéndose por primera vez a la regularización de Hacienda como "amnistía fiscal".

Las sesiones de control al Gobierno son ágiles, rápidas y traicioneras. Quien pregunta tiene dos minutos y medio para condensar la estrategia política de la semana, capear el intercambio de reproches y figuras retóricas, y salir airoso de la puesta en escena. Cuentan en el Congreso que la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, estando en la oposición, dedicaba las tardes de los martes, por completo, a trabajar a fondo la cita más política de la semana y llegar así a las nueve de la mañana del miércoles bien entrenada para la batalla. Pero tanta preparación a veces culmina en éxito y, a veces, no. Para Pedro Sánchez este miércoles  fue uno de los días en los que no.

Puesto en pie, desde su escaño, el secretario general del PSOE interpelaba a Mariano Rajoy y a los diputados del PP cuando se produjo el desliz. "Ustedes, todos los miembros y miembras del grupo parlamentario", se le escapó a Sánchez y, por mucho "silencio" que exigió el presidente de la cámara, al líder socialista le costó retomar el hilo. Los populares recibieron con alborozo el vocablo que tanta fama dio en su día a la exministra de Igualdad, Bibiana Aído, que pasó del lapsus a llegar a pedir que la RAE admitiera la versión femenina del miembro.

Sánchez no fue tan lejos. Rogó piedad al PP con una media sonrisa mientras su portavoz en el Congreso, Antonio Hernando, repetía en voz baja "miembra". "Permítanme la broma", reclamó en tres ocasiones, "tienen que tener un poquito de gracia".

Cinco minutos después era la propia vicepresidenta la que sorprendía a los suyos refiriéndose por primera vez a la regularización de Hacienda de esa manera que el PP no soporta: "amnistía fiscal". El portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando, justificó el "contagio" sufrido por Sáenz de Santamaría, pero María Dolores de Cospedal no tardó en mostrar su extrañeza. "No sé qué le habrá inducido a decir esa palabra", dejó en el aire la secretaria general de los populares.

Por internet se expandía, sin embargo, su propio traspiés del viernes en Guadalajara, cuando la recuperación que enorgullece al Gobierno quedó momentáneamente en entredicho: "Hemos trabajado mucho para saquear a nuestro país adelante".

Etiquetas