Despliega el menú
Nacional

Un apagón eléctrico de unas siete horas impidió cerrar las celdas de una cárcel de Castellón

Acaip denuncia los momentos de "peligro" vividos en la prisión de Albocàsser.

La Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (Acaip) ha denunciado la situación de "peligro" vivida el pasado sábado en la cárcel de Albocàsser (Castellón) tras producirse un corte de suministro eléctrico que dejó durante unas siete horas al centro sin luz ni agua y ha criticado que los grupos electrógenos que deberían asegurar el suministro en estos casos "no funcionan correctamente".

Según ha explicado en un comunicado, sobre las 19.00 del pasado sábado, y debido a un fallo en el sistema eléctrico, el centro penitenciario se quedó sin agua y sin luz, lo que provocó que los funcionarios del turno saliente tuvieran que ayudar con linternas a reforzar el turno de noche, "ya que sin luz no se pueden cerrar las celdas" y es "un peligro gravísimo para la integridad física, tanto de los funcionarios como de los propios internos".

Acaip ha asegurado que las galerías "se convirtieron en verdaderas ratoneras, en las que podían estar 100 internos y un par de funcionarios con una linterna en algunos casos y totalmente a oscuras en otros".

Además, ha explicado que el instante en que se produjo el 'apagón' coincidió "con algunos de los momentos más delicados en el funcionamiento diario de un centro penitenciario como son la subida a las celdas y el reparto de la cena". "Tal es la gravedad de lo ocurrido, que se está hablando de que se quedaron 11 departamentos y todos los viales absolutamente a oscuras, alrededor de 800 internos sin cerrar, entre los cuales se encuentran los departamentos de los más conflictivos e inadaptados a las normas de régimen interno", ha apuntado la Agrupación.

Cerramiento manual Según Acaip, "el cerramiento manual de las celdas no impide que desde dentro de puedan abrir", tal y como asegura que ocurrió en el módulo dos, en el que hay 90 internos con perfil "muy conflictivo, en el que los internos se negaron a meterse en las celdas y estuvieron merodeando mientras duró el apagón por las galerías, dando voces y amenazando a los funcionarios".

Además, Acaip ha criticado que el administración del centro penitenciario "no se personó en ningún momento en el centro". La agrupación ha presentado escritos ante la Dirección del centro, la Subdelegación del Gobierno en Castellón y la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias "denunciando la situación e instando a la búsqueda de soluciones a los frecuentes apagones del centro, así como reclamando la adopción de medidas respecto al administrador por su inacción".

Etiquetas