Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Muere un militar español por fuego israelí en un ataque contra Hezbolá en el sur del Líbano

El cabo Francisco Javier Soria Toledo tenía 36 años y estaba casado. Estaba destinado en la Brigada 'Guzmán el Bueno' X de Córdoba.

Israel lanzó varios cohetes en la zona
Muere un militar español por fuego israelí en un ataque contra Hezbolá en el sur del Líbano
Efe

Un militar español ha muerto este miércoles en el sur de Líbano en el curso de un ataque del Ejército israelí contra posiciones de Hezbolá, según ha confirmado el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, en rueda de prensa.

Se trata del cabo Francisco Javier Soria Toledo, de 36 años, casado y sin hijos. Era natural de Málaga y estaba destinado en la Brigada 'Guzmán el Bueno' X de Córdoba, según ha confirmado el Ministerio de Defensa en su cuenta de Twitter.

El soldado se encontraba en un puesto de vigilancia en la aldea de Ghayar, en la zona fronteriza entre Israel y Líbano donde están situadas las tropas de la ONU, cuando ha tenido lugar el ataque.

El ministro Pedro Morenés ha cancelado su viaje oficial a India y  Defensa ya está haciendo los preparativos para llevar a cabo lo antes posible la repatriación de los restos mortales del cabo, lo cual podría tener lugar este, jueves.

Margallo ha recalcado que el fallecimiento del cabo español ha sido un "accidente", ya que el ataque israelí se dirigía contra los milicianos de Hezbolá en respuesta a un ataque previo de esta milicia contra el Ejército hebreo esta misma mañana.

El cabo Soria Toledo resultó herido en el ataque israelí y fue trasladado inmediatamente a la base española Miguel de Cervantes, en Marjayoun, pero poco después falleció a consecuencia de la gravedad de las heridas.

En rueda de prensa en Madrid con el enviado de la ONU para Siria, Staffan Dmistura, Margallo ha indicado que después del ataque le ha llamado el embajador de Israel en España, Alon Bar, para trasladar sus condolencias y pedir disculpas por el fallecimiento del cabo.

Además, el ministro ha informado de que el Gobierno español ha solicitado ya a Naciones Unidas que lleve a cabo una investigación urgente y exhaustiva de lo sucedido.

El cabo Soria Toledo, que ingresó en las Fuerzas Armadas en 2004, tenía 36 años, estaba casado y era natural de Málaga. Llevaba en Líbano desde el pasado noviembre, aunque era la segunda vez que participaba en esta misión de la ONU.

El incidente en el que ha fallecido el cabo ha tenido lugar en la zona de Líbano que es responsabilidad del contingente español cuando el Ejército israelí ha atacado posiciones de Hezbolá en respuesta a un ataque previo de esta milicia.

Etiquetas