Nacional
Suscríbete por 1€

El 'pequeño Nicolás' se quedó mudo

El locuaz Francisco Nicolás ha perdido el habla con los periodistas que le esperaban en el Juzgado.

Francisco Nicolás
El 'pequeño Nicolás' se quedó mudo
Efe

Ha concedido entrevistas a televisiones, extensas y en directo, pero en los juzgados se ha quedado mudo, ya que no ha declarado ante el juez y luego solo ha dado unas breves explicaciones a la prensa, antes de huir en taxi. Por eso algunos se han preguntado qué le pasaba al 'pequeño Nicolás'.

"Buenos días a todos. Me he acogido a mi derecho a no declarar debido a que todavía falta documentación por entregar a mi defensa y he podido ejercer mi derecho a no declarar. Muchas gracias", ha dicho el joven, tranquilo y sonriente a pesar de estar literalmente rodeado de periodistas, que en el tumulto hasta han empujado a sus abogados sin querer.

Al insistirle ha dicho que no iba a hacer más comentarios y ha pedido que le dejaran avanzar hasta el Paseo de la Castellana para coger un taxi. Aquí el gesto le ha cambiado un poco, aunque siempre se ha mostrado amable.

Algunos se han preguntado por qué ha hablado tan poco Francisco Nicolás, tan locuaz en programas televisivos, cuando tenía a toda la prensa esperándole.

Además el joven no ha llegado en un coche de lujo con conductor, como podía ser previsible dado su nivel de vida antes de que fuese arrestado, sino que lo ha hecho a pie y luego se ha marchado en un taxi.

Eso sí, han sido los agentes "antidisturbios" que protegían los juzgados quienes le han abierto la puerta de este vehículo, dada la marabunta de periodistas que le rodeaban en su breve caminata.

Vestido con unos vaqueros, camisa azul clara y chaqueta azul oscura y sin corbata, varios ciudadanos que pasaban por la plaza cuando él salía le han reconocido y han querido hacerse una foto con él. Pero no ha sido posible y han tenido que conformarse con hacérsela de lejos.

Tampoco ha habido 'selfies' dentro de los juzgados, a pesar de que algunas funcionarias habían ido con esa intención hasta el Juzgado de Instrucción 2, en el que se han encontrado con un biombo, instalado allí precisamente para evitar estas tentaciones.

La escena ha sido en cierto modo similar a que se vivió cuando Esperanza Aguirre acudió a estos mismos juzgados para declarar tras su incidente de tráfico en la Gran Vía: fue ella la que se paró ante la prensa, dirigió unas palabras y generó un tumulto de grandes dimensiones.

Había menos Policía, tanto fuera como dentro de los juzgados.

Etiquetas