Nacional

​El Gobierno escoge al sustituto

El candidato deberá ser un jurista español de reconocido prestigio con 15 años.

Torres-Dulce
​El Gobierno escoge al sustituto
Efe

El Gobierno decidirá este viernes en Consejo de Ministros al candidato a fiscal general del Estado para sustituir a Eduardo Torres-Dulce, quien ha dimitido de su cargo, han explicado fuentes del Ejecutivo.

El candidato tendrá que cumplir los requisitos de ser un jurista español de reconocido prestigio con más de 15 años de ejercicio efectivo de su profesión.

Aunque se barajan varios juristas para sustituir a Torres-Dulce, todos ellos de nombres de fiscales en activo o en excedencia, el Ministerio de Justicia no ha adelantado oficialmente ningún nombre, aunque se da por hecho que el PP y el PSOE se han puesto en contacto para estudiar el perfil del candidato.

Tras la elección del candidato, el pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) tiene previsto reunirse el lunes para estudiarlo.

El Estatuto del Ministerio Fiscal establece que el fiscal general del Estado será nombrado por el Rey a propuesta del Gobierno, oído previamente el Consejo General del Poder Judicial.

En esta reunión, el Poder Judicial emitirá su informe teniendo en cuenta si el candidato propuesto por el Ejecutivo cumple los requisitos de ser un jurista español de reconocido prestigio con más de 15 años de ejercicio efectivo de su profesión.

Cuando el Gobierno tenga el informe del CGPJ, comunicará su propuesta al Congreso de los Diputados y el candidato comparecerá ante la Comisión de Justicia de la Cámara baja para valorar sus méritos e idoneidad, lo que no tendrá lugar previsiblemente hasta enero.

Cuando sea nombrado, el fiscal general prestará ante el Rey su juramento o promesa y tomará posesión del cargo ante el pleno del Tribunal Supremo.

Desde el mismo momento en que el Gobierno acepte la renuncia de Torres-Dulce, y hasta el nombramiento de su sucesor, será sustituido por el teniente fiscal del Tribunal Supremo, Luis Navajas.

El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, ha dimitido por "razones personales" tras sus "desencuentros" con el Ministerio de Justicia en defensa de la independencia de la actuación de la Fiscalía, que ha defendido durante su mandato en casos de máxima trascendencia política.

El Gobierno, desde el presidente Mariano Rajoy al ministro de Justicia Rafael Catalá, ha negado la existencia de presiones para que Torres-Dulce abandonara el cargo, posibilidad con la que se comenzó a especular tras la polémica en la que se vio envuelta la Fiscalía durante la elaboración de la querella contra el presidente catalán Artur Mas por el 9N.

Etiquetas