Despliega el menú
Nacional

Todos los policías nacionales que patrullen tendrán chalecos en el primer semestre de 2015

El objetivo es dotar a los agentes con funciones de seguridad de chalecos antibalas y anticuchillo

La Unidad de Intervención Policíal ha sido la última en crearse y sí que cuenta con chalecos.
Todos los policías nacionales que patrullen tendrán chalecos en el primer semestre de 2015
ESTHER CASAS

Todos los policías nacionales que patrullen en la calle tendrán chaleco antibalas y anticuchillo antes de que acabe el primer semestre de 2015, cuando culminará la entrega de 21.126 de estas prendas que comenzó en 2013, según ha informado la Dirección General de la Policía.

En un comunicado, la Policía explica que el objetivo es dotar a todos los agentes con funciones de seguridad ciudadana de esta prenda, que protege del impacto de proyectiles y armas blancas "y auna eficacia, discreción y comodidad". Además, su uso se regulará para los agentes de seguridad ciudadana.

Recuerda que desde 2013 hasta ya se han repartido 13.000 nuevos chalecos de uso individual y antes de que acabe este año se entregarán 2.200 unidades más.

Los sindicatos mayoritarios en el Cuerpo Nacional de Policía exigieron que se facilitara este prenda a todos los policías tras el asesinato de una compañera en Vigo el pasado 28 de noviembre, y el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, confirmó el pasado sábado que a lo largo de 2015 se entregarían los más de 21.000 chalecos comprometidos.

"El nuevo elemento de protección individual ante el impacto de proyectiles y armas blancas aúna eficacia, discreción y comodidad, garantizando la protección y disponiendo de la flexibilidad necesaria para ser utilizado en vehículos y en operaciones con armas", ha explicado la dirección del Cuerpo.

Los nuevos chalecos están formados por un conjunto de láminas elaboradas mediante fibras sintéticas de alta resistencia y tenacidad, de base aramida e hidrofugadas.

Las fibras son resistentes al calor, al frío y al agua, manteniendo sus propiedades entre los cien y los treinta grados bajo cero, y además son resistentes al fuego y no comienzan a carbonizarse antes de los doscientos grados centígrados, ha detallado la Dirección General.

Asimismo, se ha buscado que pesen lo menos posible: entre 1,3 y 1,7 kilos dependiendo de la talla.

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha asegurado que "es necesario que los agentes se sientan seguros para ofrecer un servicio de seguridad al ciudadano" y ha incidido en que "la seguridad de los policías es una prioridad máxima" para su Dirección General.

Es curioso que en enero de este año la Policía plantease incluir las Google Glass entre las herramientas de los agentes y todavía había una gran cantidad de efectivos que no poseía chalecos.

Etiquetas