Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

... Y Rudi reivindica un mayor esfuerzo en la educación

La presidenta ha dicho que las autonomías tienen la "responsabilidad de ser actores de esta lucha".

Rudi reivindica un mayor esfuerzo en la educación para erradicar la violencia de género
... Y Rudi reivindica un mayor esfuerzo en la educación
Fernando Alvarado

La presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, ha reivindicado este lunes "un esfuerzo especial en el campo educativo" para prevenir y erradicar la violencia de género entre los más jóvenes y ha asegurado que "un éxito" de esta medida "favorecería su desaparición en un plazo no tan lejano".

Así lo ha manifestado Rudi en la inauguración del V Congreso del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género que acoge el Senado bajo presidencia de Pío Escudero, en la que han participado también el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, y el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, entre otros asistentes.

La presidenta autonómica ha subrayado la "manera ejemplar" en la que España ha evolucionado para lograr la igualdad de género y la incorporación de la mujer en diversos sectores laborales y sociales. Por este motivo, ve "realmente preocupante" que "exista entre los jóvenes" este tipo de prácticas.

"Si es realmente preocupante que entre las generaciones que han vivido y nacido en democracia exista valores que defienden la superioridad del hombre sobre la mujer (...) todavía lo es más que haya mujeres jóvenes que habiendo sido educadas bajo el principio de la igualdad admitan como normales según qué actitudes de sus novios o compañeros", ha matizado al respecto.

Para ella, a pesar de que la violencia de género afecta "a todos los estratos sociales y a todas las edades", "erradicarla entre los más jóvenes exige un esfuerzo especial en el campo educativo cuyo éxito favorecería su desaparición en un plazo no tan lejano".Lucha contra la violencia de género

Rudi cree que la violencia de género es un "problema" que "pone en jaque la esencia misma del Estado de Derecho y de la democracia" ya que "atenta contra dos de los principios básicos" como "la libertad y la igualdad": "Cualquier violencia pero especialmente la violencia ejercida sobre la mujer y los menores socava la dignidad humana y pone en riesgo en muchas ocasiones la vida de quienes la sufren", ha argumentado.

Así pues, ha insistido en que la sociedad "sólo debería tener una opción" que es la de luchar contra esa "lacra" utilizando "todos los recursos materiales posibles pero también con toda la capacidad de las personas y de las instituciones".

Además, ha abogado por "dotar de agilidad" la respuesta ante este tipo de violencia, de "eficacia" a los programas para lucha contra la violencia de género y de "eficiencia a la gestión de los medios" para ello.

Rudi ha recordado el "papel fundamental" que tienen las administraciones autonómicas en el objetivo de erradicar la violencia ejercida contra la mujer y los menores y la que se produce en el ámbito familiar y, a su juicio, se plasma en los programas de ayuda directa a las mujeres que son víctimas de violencia de género. Las CCAA "protagonistas"

Según ha explicado, las autonomías tienen la "responsabilidad de ser actores fundamentales de esta lucha" en aspectos como la sensibilización, la prevención, la asesoría o la dotación de recursos como el alojamiento alternativo o de empleo.

"Abordamos una compleja tarea de carácter multicisciplinar en la que las comunidades autónomas afrontamos nuestra capacidad de acción sobre el terreno a partir de un conocimiento muy cercano de la realidad en la que nos desenvolvemos", ha apostillado.

Asimismo, cree que la colaboración de las corporaciones locales, de los agentes sociales y del conjunto de la sociedad civil es también "imprescindible" para erradicar este tipo de violencia porque, a su juicio, la violencia doméstica y de género es uno de esos asuntos en los que "lo importante coincide con lo urgente" y por ello es "una prioridad absoluta".

En cualquier caso, ha reivindicado un "trabajo coordinado al máximo" entre las Administraciones Públicas y los actores sociales para debatir las "medidas más adecuadas" y su "ritmo de implementación" desde "la lealtad institucional" y alejados de intereses partidistas.

De este modo, ha dicho, las sociedad percibirá "un claro compromiso" contra la violencia y las víctimas se sentirán protegidas.

Etiquetas