Despliega el menú
Nacional

El caso Bárcenas alcanza también a Ángel Acebes, imputado por el juez Ruz

Acusado de apropiación indebida en relación a la compra de acciones de Libertad Digital, el exministro está llamado a declarar el martes.

Ángel Acebes en una imagen de archivo
El caso Bárcenas alcanza también a Ángel Acebes, imputado por el juez Ruz
EFE

El caso Bárcenas ha alcanzado a un exsecretario general del PP, Ángel Acebes, que ostentó el cargo entre 2004 y 2008, después de que el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz haya decidido imputarle en la causa.

Es el primero en ser imputado, aunque los otros tres secretarios generales del partido que coincidieron con Luis Bárcenas en la dirección -Francisco Álvarez Cascos, Javier Arenas y María Dolores de Cospedal- han declarado como testigos para responder a las acusaciones del extesorero del PP.

Ruz ha imputado un delito de apropiación indebida al exministro y exsecretario general del PP en relación a la compra de acciones de Libertad Digital (LD) en la causa en la que investiga la supuesta caja B del PP y le ha llamado a declarar el próximo martes.

Ese mismo día, el juez ha citado también como imputados al extesorero del PP Álvaro Lapuerta (1993-2008) y a Antonio Vilela (de la constructora Rubau) y, como testigos, al expresidente de LD Alberto Recarte, y a los accionistas Alberto Dorrego y Borja García Nieto para tomarles declaración en la pieza en la que investiga la supuesta financiación con dinero B de Libertad Digital mediante la compra de acciones de ese medio de comunicación.

El juez acuerda estas comparecencias una vez que se han practicado las correspondientes diligencias y se ha incorporado un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía sobre las operaciones presuntamente realizadas a través de la llamada caja B del PP a partir de octubre de 2004 para la suscripción de acciones de LD.

Ruz ha decidido imputar a Acebes por su responsabilidad en el eventual conocimiento y autorización de esa operación, "pudiendo haber colaborado a que tales fondos terminaran siendo detraidos por sus iniciales destinatarios aprovechando estos la opacidad de los mismos", lo que podría ser constitutivo de un delito de apropiación indebida.

El juez se basa en la doctrina del Tribunal Supremo, que contempla la apropiación indebida "por comisión por omisión" en "la responsabilidad por la conducta de terceros subordinados al omitente, sobre los que el mismo tuviera posibilidad de ejercer una vigilancia y una cierta autoridad que le permitiera evitar el resultado, cuando la actividad de aquellos fuera considerada como una fuente de peligros para intereses ajenos".

Para imputarle, el magistrado ha tenido también en cuenta las funciones que según los estatutos corresponderían al secretario general del PP.

En el auto en el que acuerda estas citaciones, Ruz relata que la "génesis" de las operaciones de compra de acciones de LD "se encontraría en la solicitud de contribución" que hizo Recarte "a quien entonces desempeñaba las funciones de secretario general del Partido Popular" y que Bárcenas declaró que en aquella época correspondían a Acebes.

Lo que trataban era "encontrar personas que suscribiesen acciones de la sociedad en el proceso de ampliación de capital" de forma que el entonces tesorero Álvaro Lapuerta "habría recibido del secretario general el encargo de buscar empresarios que estuviesen dispuestos a participar en la operación".

Según lo declarado por Bárcenas, en octubre de 2004, "estando próxima la fecha de cierre de la ampliación de capital de LD", Lapuerta "habría hablado con el secretario general Ángel Acebes, al objeto de plantearle la posibilidad de que posteriormente tales participaciones fueran traspasadas a terceros por parte de los suscriptores iniciales que habrían de ser personas de confianza".

A este respecto, Bárcenas aseguró que Lapuerta le trasladó "la autorización que habría obtenido de Acebes a fin de que dispusiera de los referidos fondos ocultos para llevar a cabo las operaciones posteriormente anotadas por el propio Bárcenas en la contabilidad paralela", y que aparecen registradas con fecha del 29 de octubre de 2004.

En la compra de acciones intervino Francisco Yáñez, padre del testaferro de Bárcenas, que compró 1.100 participaciones por 121.000 euros, que luego vendió a la empresa Planycon, cuyo administrador era Vilela, por lo que el dinero retornó a la caja B.

Lapuerta por su parte compró 1.270 acciones por 139.700 euros y luego las vendió a LD por 209.550 euros por lo que hubo una plusvalía de 69.850 y no se ha constatado que fuera devuelto a la caja B.

También participaron en esta operación de compra de acciones la mujer de Bárcenas, Rosalía Iglesias (que compró 149.600 euros en acciones, dinero que la Fiscalía sospecha que le sirvió al matrimonio para pagar un piso), y Alberto Dorrego -quien ostentó el cargo de director general de Modernización de la Justicia, dependiente del Ministerio-, del que constan dos apuntes en la caja B de 12.100 y 24.000 euros. Bárcenas dijo que esta última cantidad fue en realidad para otra persona.

Según el auto, los 12.100 euros los usó para adquirir 110 acciones que aún conserva y la entrega de 24.000 solo coincide con un accionista, la empresa Sa Moltona Inversiones, cuyo administrador es Borja García Nieto.

La policía ha investigado esos hechos a partir de nueve apuntes manuscritos que aparecían en la contabilidad paralela aportada por Bárcenas entre 2004 y 2005 y que podrían constituir un delito de apropiación indebida.

A Bárcenas y a su mujer, el juez no se les cita porque ya están imputados por estos hechos en la pieza separada que abrió el 29 de julio para favorecer el enjuiciamiento de 45 imputados en la trama Gürtel por hechos de la primera época. Trayectoria de Acebes

Hombre clave en el equipo del expresidente José María Aznar, Acebes fue alcalde de Ávila, senador, diputado, ministro de Administraciones Públicas y de Justicia, pero, sobre todo, será recordado por ser el ministro del Interior cuando tuvieron lugar los atentados del 11 de marzo de 2004, en los que perdieron la vida 192 personas.

De hecho, su carrera política se vio truncada por los brutales atentados del 11M, pese a haber sido el hombre que, al frente de la Secretaría General, supo mantener unido al PP tras la inesperada derrota electoral de 2004.

Fueron los años más difíciles para un partido que, según todas las encuestas, iba a formar Gobierno. Durante esos cuatro años, Acebes fue el objetivo de las críticas de la oposición a la falta de transparencia del Gobierno tras la masacre -en un principio, el Ejecutivo de Aznar la atribuyó a ETA- y fue cuestionado por parte de su propio partido, que necesitaba pasar página de la etapa de Aznar.

Críticas que compartió entonces con el que fuera portavoz en el Congreso Eduardo Zaplana. Ambos optaron por abandonar voluntariamente sus cargos y dar paso a una nueva generación en el partido.

El 5 de mayo de 2008, Acebes anunció su intención de no continuar en la Secretaría General del PP tras el congreso del partido en Valencia, en junio de 2008.

Durante su intervención en ese congreso, defendió su gestión, dijo haber dado siempre la cara por lo que le correspondía, y "si era necesario" por lo que no le correspondía.

También en 2008, entró en el Consejo de Administración de Cibeles, la corporación financiera impulsada por Caja Madrid y ese año abrió también un despacho de abogados.

En junio de 2011 renunció a su escaño para comenzar "una nueva etapa profesional" y poco después entró en el consejo de administración del Banco Financiero y de Ahorros (BFA), el resultado de la fusión de Caja Madrid, Bancaja y otras cinco entidades de menor tamaño.

En abril de 2012, Acebes dimitió de su cargo de consejero y presidente de la comisión de auditoría de la matriz de Bankia, al ser nombrado consejero de la eléctrica Iberdrola.

En noviembre de 2012, fue imputado en el caso Bankia por el juez instructor del caso Fernando Andreu, junto al expresidente de la entidad y exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato. 

Etiquetas