Despliega el menú
Nacional

El plan de Justicia para niños de vientre de alquiler subleva a los afectados

"No reconoce la filiación, que es lo fundamental, y nos obliga a ir a un proceso judicial que puede llevar años", señalan.

Cayetana fue un bebé nacido en la India, que permaneció apátrida durante un tiempo
El plan de Justicia para niños de vientre de alquiler subleva a los afectados

Las más de 300 familias agrupadas en torno a la asociación Son Nuestros Hijos rechazan frontalmente la salida que ha previsto el Ministerio de Justicia en la reforma del Código Civil para la inscripción de los niños nacidos en el extranjero de maternidad subrogada, pues consideran que complica los trámites, añade trabas y no soluciona la situación de los menores que ya se encuentran en España en situación irregular.

En concreto, el proyecto de reforma, en trámite parlamentario, establece que en los nacimientos fuera de España cuyo régimen de filiación esté sujeto a legislación extranjera, "se consignará en todo caso la filiación materna correspondiente a la madre gestante, siendo necesaria para hacer constar la filiación paterna no matrimonial la declaración conforme del padre y de la madre sobre dicha filiación".

Si la gestante estuviera casada, se tendrá que recabar además la conformidad de su marido y, en cualquier caso, para poder inscribir al niño en el Registro Civil, "será necesario que haya sido declarada en una resolución judicial reconocida en España mediante un procedimiento de exequátur", es decir, los padres deberán 'homologar' esa sentencia extranjera en la justicia española.

Según el presidente de la asociación, Antonio Vila-Cano, "se dan no uno, sino dos pasos atrás". "No es sólo que Justicia no esté solucionando el problema, es que nos corta el acceso al Registro Civil y estaremos peor de lo que hemos estado nunca. No reconoce la filiación, que es lo fundamental, y nos obliga a ir a un proceso judicial que puede llevar años", explica.

Vila-Cano recuerda que desde 2010 y hasta que el Tribunal Supremo negó en una sentencia la filiación de estos niños porque la técnica por la que nacen no está permitida en la legislación española, el trámite era puramente administrativo: los padres acudían al consulado de España con la partida de nacimiento y una sentencia judicial que avalaba la legalidad del proceso y el menor era inscrito en el Registro Civil como su hijo.

"Inaceptable" inscribir a la gestante  

"Lo que pedimos es que se acceda al Registro Civil con control incidental por parte del funcionario del Registro Consular y se inscriba así a los niños con el nombre de los padres de intención. Es algo muy sencillo y son las condiciones que tenía la instrucción de la Dirección General de Registros y Notariado que ha estado vigente hasta la sentencia del Supremo del pasado mes de febrero", ha explicado.

En cuanto a la obligación que se prevé de inscribir a la gestante como madre, el representante de Son Nuestros Hijos asegura que es "inaceptable". "No podemos inscribir a las gestantes como madres porque violaría las leyes americanas. Esa mujer, que se ha ofrecido como gestante, renuncia a la maternidad y no quiere figurar en ningún sitio. Hacerlo implicaría además una inseguridad jurídica, porque te expones a que el día de mañana se presente en España y te reclame a tu hijo", plantea.

La principal consecuencia de la no inscripción de los niños es la situación de irregularidad en la que incurren, al convertirse en extranjeros 'sin papeles'. El propio presidente de la asociación tuvo en esta situación a su hija, nacida en Estados Unidos, durante más de año y medio. Caducó el visado de turista que le daba 90 días para permanecer en España y no tenía permiso de residencia. Con la instrucción de 2010, pudieron registrar su filiación y documentarla como española.

"Contra los derechos del niño"

Santiago Agustín, profesor de Psicología en la Universidad Autónoma de Madrid que colabora con organizaciones de infancia, plantea que se trata de una violación de los derechos del niño recogidos en la Convención de Naciones Unidas al respecto y recuerda que debe primar el interés superior del menor sobre cualquier otro precepto.

"Hay niños en España que no tienen pasaporte español, son inmigrantes irregulares en España y tendrá que tomar una determinación la ONU si no lo hace el Gobierno. Podremos estar a favor o en contra, pero la cuestión es que estos niños están aquí y no puede ser que estén sin regularizar", ha señalado.

Es el mismo argumento esgrimido por una sentencia del Tribunal de Derechos Humanos de la Unión Europea, que ha obligado a Francia a inscribir la filiación de los nacidos por maternidad subrogada. Para Vila-Cano, el pronunciamiento es "un tirón de orejas" a España y su Tribunal Supremo, "porque afirma que el orden público está por encima del interés superior del menor y Estrasburgo dice todo lo contrario".

El perjuicio, según explica, es también para los padres, que al no tener reconocido al menor como su hijo, no pueden beneficiarse de ningún tipo de ayuda directa, fiscal ni laboral por maternidad o paternidad o por familia numerosa. "Pero lo más importante es que el niño está desprotegido en caso de que sus padres se divorcien o que uno muera. Son muchísimas las situaciones que podrían acabar en un drama", asegura.

Etiquetas