Despliega el menú
Nacional

Juan Carlos I, el segundo reinado más longevo de la dinastía Borbón

Sus 39 años en el trono solo han sido superados por su antepasado Felipe V y Felipe II, Felipe IV y Carlos I de los Austria.

Retrato de Felipe V, el reinado más largo.
Juan Carlos I, el segundo reinado más longevo de la dinastía Borbón

Don Juan Carlos puso este miércoles fin al quinto reinado más largo de la historia de España y el segundo de la dinastía Borbón. Sus 39 años en el trono solo han sido superados por los 45 de Felipe V, el primer Borbón en España, los 44 de Felipe IV, los 42 de Felipe II y los 40 de Carlos I. Aunque Alfonso XIII reinó 44 años, 16 de ellos fueron bajo regencia por su minoría de edad.

El primer lugar en la lista de reinados más longevos corresponde a Felipe V, nieto de Luis XIV de Francia, el rey sol', y primer Borbón en sentarse en el trono de España. Lo ganó a sangre y fuego ya que debió imponerse en una Guerra de Sucesión que rompió España y enfrentó a la Corona de Castilla con la de Aragón durante 14 años. Felipe V reinó entre 1700 y 1746, con un intervalo de ocho meses tras abdicar en favor de su hijo Luis I. Tras el repentino fallecimiento del nuevo soberano ocho meses después, el padre asumió de nuevo el título real. Dinastía de los Austria

Felipe IV dirigió los destinos de España entre 1621 y 1665. Sus años en el trono, en los que debió de enfrentarse a la independencia de Portugal y el intento fallido de secesión de Cataluña, supusieron el declive definitivo de la hegemonía española en el mundo, materializado en la Paz de Westfalia de 1648 que puso fin a la Guerra de los 30 años.

Felipe II fue dueño del imperio donde nunca se ponía el Sol entre 1556 y 1598 lo que le ha hecho pasar a la historia como el Monarca español más poderoso de la historia. Su reinado, no obstante, estuvo dividido en dos etapas. Durante sus primeros años nada ni nadie pudo hacer frente a la expansión española. Felipe II venció a los franceses en San Quintín en 1557, a los turcos en Lepanto en 1571 y en 1578 incorporó la Corona de Portugal a España.

Por contra, sus últimos años estuvieron marcados por la inestabilidad y la derrota. En 1588 se produjo la debacle de la 'Armada Invencible' que Felipe II envió para invadir Inglaterra, y en 1591 Zaragoza se levantó contra el Rey cuando trató de imponer su poder a la justicia aragonesa, teóricamente independiente.

Carlos I ejerció como soberano de España desde 1516 a 1556. Su primer desafío fue la revuelta de los comuneros, representantes de la clase media castellana que no aceptaron a un monarca recién llegado de Flandes con su propia corte y que apenas hablaba unas palabras de castellano. Tras derrotar a los comuneros en 1521 en la batalla de Villalar, el resto del reinado de Carlos I vivió la conquista de los imperios azteca e inca en América, las victorias sobre Francia por el control de Italia o los conflictos de carácter religioso contra los protestantes luteranos. En 1556, Carlos I, agotado tras 40 años de guerras y aquejado de gota, abdicó en favor de Felipe II y se retiró al monasterio de Yuste.

Pese a superar a don Juan Carlos en los años que ciñeron la Corona, ninguno de sus predecesores gozó en cambio de un periodo de paz y prosperidad como el que se ha desarrollado en las casi cuatro décadas del hasta este miércoles jefe del Estado.

 

Etiquetas