Despliega el menú
Nacional

Confirman que los huesos hallados en la escombrera no son de Marta del Castillo

Los restos pertenecen a dos personas y son centenarios. Podrían pertenecer a alguna obra.

Trabajos policiales en la escombrera de Camas
La Policía analiza si los huesos hallados en Camas son de Marta

Un informe del Instituto de Medicina Legal indica que los huesos hallados en la escombrera donde la Policía busca el cuerpo de Marta del Castillo pertenecen a dos personas y tienen una antigüedad centenaria, lo que descarta que pertenezcan a la joven asesinada en 2009.

Fuentes del caso han informado de que el hallazgo del pasado día 8 en la escombrera está integrado por dos centenares de fragmentos óseos, pertenecientes a todos los huesos del cuerpo humano, entre ellos el cráneo, y corresponden a dos personas.

Dada la antigüedad de los restos es imposible determinar la edad, sexo o talla de los fallecidos y la única certeza es que eran dos personas adultas, según el informe enviado al juzgado de instrucción 4 de Sevilla, que investigó la muerte de Marta del Castillo y mantiene abierta una pieza para la localización del cadáver.

Dado que los huesos estaban muy fragmentados, es posible que fueran trasladados a la escombrera de Camas (Sevilla) desde otro lugar, según los forenses.

El informe consta de 17 folios que incluyen el análisis de los huesos, las conclusiones y fotografías del levantamiento y de las piezas analizadas.

Los investigadores barajan la hipótesis de que los restos pudieran haber sido encontrados en los movimientos de tierra de alguna obra y la persona que los encontró decidió deshacerse de ellos en la escombrera para evitar los inconvenientes de una paralización de los trabajos.

Estos huesos fueron los primeros que se localizaron en las distintas búsquedas del cadáver de Marta del Castillo que ha hecho la Policía tras las ocho versiones que ha dado de lo ocurrido el asesino confeso, Miguel Carcaño.

Las búsquedas, con un coste de 616.319 euros, según la sentencia que condenó a Carcaño, han incluido el río Guadalquivir, un vertedero de basuras y la finca Majaloba, en el área metropolitana de Sevilla.

La Policía ha continuado este lunes la búsqueda con ayuda de una excavadora en la escombrera de Camas, localidad en la que Carcaño vivía cuando se cometió el asesinato, el 24 de enero de 2009, hecho por el que cumple una condena de 21 años y tres meses de cárcel.

Fuentes de la investigación han indicado que las excavaciones no han aportado hallazgos nuevos.

Etiquetas