Despliega el menú
Nacional

Un nuevo incidente diplomático entre España y Reino Unido por Gibraltar

La Armada británica trató de impedir la labor de un buque del Instituto Oceanográfico español.

Gibraltar
España protesta ante Londres al detectar que dos personas y un eurodiputado grababan a guardias civiles
AFP

El Gobierno ha convocado este miércoles al embajador del Reino Unido España en un nuevo incidente diplomático después de que la Armada británica tratara de impedir la labor de un buque del Instituto Oceanográfico español que, según Londres, había realizado una incursión en aguas que considera suyas.

El Ministerio de Exteriores ha convocado al embajador del Reino Unido en Madrid, Simon Manley, para entregarle una nota de protesta por la actuación de los barcos británicos que trataron de obstaculizar la labor de investigación y protección medioambiental del buque español.

La decisión del Gobierno tiene lugar después de que Londres anunciara a su vez que convocaba al embajador de España en el Reino Unido, Federico Trillo, para transmitirle su "grave preocupación" por la supuesta incursión de un buque español en lo que denomina aguas territoriales de Gibraltar.

Los hechos ocurrieron a las 20.00 de este martes cuando, según fuentes diplomáticas, el barco del Instituto Oceanográfico Español Ángeles Alvariño se encontraba en el suroeste de Punta Europa, en aguas españolas cercanas al Peñón, haciendo labores de investigación y protección del medio ambiente.

Entonces se acercaron cuatro barcos de la Armada británica (Royal Navy), tratando de impedir la labor del buque, al tiempo que se aproximaron embarcaciones de la Guardia Civil para auxiliar al Ángeles Alvariño. Estas permanecieron hasta las 02.15 y decidieron abandonar la zona hacia el puerto de Cádiz.

Según Exteriores, lo que el Reino Unido califica de incursión de una embarcación española "no son sino actividades rutinarias" de los buques españoles y "en aguas españolas".

Londres -que convocó previamente al embajador español, Federico Trillo- afirma que el Ángeles Alvariño hizo una incursión "ilegal" y estuvo acompañado por una embarcación de la Guardia Civil española, que realizó maniobras "peligrosas".

En un comunicado, David Lidington, viceministro para Europa en el Foreign Office, afirmó que la incursión del barco español, acompañado por una patrullera de la Guardia Civil, es "ilegal" y supone "una violación" de la soberanía británica.

A través de su portavoz oficial, el primer ministro británico, David Cameron, ha urgido además al Gobierno español a "desistir" sobre Gibraltar y ha asegurado que el Reino Unido persistirá en su "clara postura" en cuanto a la soberanía del Peñón.

El control de las aguas que rodean Gibraltar es el punto más conflictivo del contencioso que mantiene España con el Reino Unido sobre el Peñón, que se manifiesta en tres áreas: la pesca, el medio ambiente y la lucha contra el contrabando y el narcotráfico.

Gibraltar considera que tiene jurisdicción sobre tres millas náuticas alrededor del Peñón, algo que no reconoce España, pues en virtud del Tratado de Utrecht de 1713 solamente admite la soberanía gibraltareña sobre las aguas del puerto.

Esta es la cuarta vez que Trillo es convocado por el Ministerio de Exteriores británico desde que asumió su puesto en mayo de 2012, todas ellas relacionadas con Gibraltar.

Etiquetas