Nacional

Continúa la búsqueda de los dos marineros aún desaparecidos del Santa Ana

Seguirá la búsqueda en los camarotes de proa y el pabellón de víveres.

Continúan las labores de rescate de los cuerpos de los tripulantes del Santa Ana
Continúan las labores de rescate de los cuerpos de los tripulantes del Santa Ana

La buzos de la Guardia Civil y Salvamento Marítimo centrarán este martes la búsqueda de los dos marineros desaparecidos tras el hundimiento del 'Santa Ana' en dos camarotes de proa y el pabellón de víveres. De no encontrarlos en estas zonas buscarán en la sala de máquinas, que el capitán de los GEAS de la Guardia Civil, Carlos Martínez, ha definido como "el infierno".

"Ahí abajo no se puede estar. A la vez que chupas del regulador se te llena la boca de gasoil. Ya hemos estado pero no hemos visto nada, tenemos que ir a tientas, es un enjambre de tuberías y enganches", ha explicado con detalle Martínez, que ha detallado que "nos puede llevar semanas".

Lo ha hecho en la rueda de prensa celebrada a última hora de este lunes en la que se ha hecho balance de la actividad desarrollada durante la jornada. A las dos de la tarde se encontraron los cuerpos del asturiano Marcos del Agua y el indonesio Wasito, que han sido identificados y entregados a sus familias. Se suman a los otros seis fallecidos y un único superviviente. Este martes se buscarán los del gallego Manuel María Tajes y el portugúes José Farinhas.

Martínez ha aludido a las dificultades con las que se encuentran los buzos en el rescate del 'Santa Ana', buque que se hundió el pasado lunes en el entorno del Cabo Peñas. Ha asegurado que "no duden que si los tripulantes no están donde creemos entraremos vamos a bajar al infierno".

Aún así ha insistido en la necesidad de realizar las operaciones con plena seguridad para los buceadores: "Yo ya tengo a un buceador que le han amputado los dedos. No le quiero decir lo que estoy pensando del rescate este", ha dicho.

En el día de hoy se han realizado 40 inmersiones "y algunos han estado tres horas. No se si saben la temperatura del agua, pero cuando salía el buzo había que verle, tardaban una hora en volver a entrar en calor".

Etiquetas