Nacional

Un guardia civil herido en el último asalto de Melilla

Un subsahariano fue detenido por desobediencia y resistencia tras romper un cristal del vehículo que le trasladaba a dependencias policiales.

Un sargento de la Guardia Civil ha resultado herido durante el último salto a la valla de Melilla por el lanzamiento de piedras de los inmigrantes que trataban de acceder a España.

Fuentes policiales han destacado la actitud "violenta" de los inmigrantes. En concreto, el sargento primero ha resultado herido con un fuerte golpe en la mano y en el glúteo derecho.

Uno de los inmigrantes que logró saltar el vallado rompió el cristal trasero del coche patrulla de la Guardia Civil en el que se le iba a trasladar a dependencias del Cuerpo Nacional de Policía siguiendo el procedimiento habitual. Tras esta acción, ha terminado siendo detenido por desobediencia, resistencia grave a agente de la autoridad y falta de daños.

En el antiguo control de tres focas 

Las mismas fuentes consultadas precisan que el grupo de inmigrantes se detectó a las 23.30 horas del domingo en la zona del perímetro conocida como Antiguo Control de Tres Focas, en la ciudad autónoma de Melilla.

El intento de salto estuvo protagonizada por unos 150 inmigrantes de origen subsahariano, de los cuales finalmente 15 han logrado pasar a suelo español. La gran mayoría del grupo, que no logró entrar en Melilla, fue controlado por efectivos del Ejército marroquí.

Esta es la segunda intentona que se registra en menos de 24 horas después de la protagonizada durante las primeras horas del domingo, donde unas 700 personas subsaharianas, divididos en dos grupos de 500 y 200 inmigrantes, ha querido pasar a Melilla.

Las fuerzas de seguridad de Marruecos y la Guardia Civil lograron repeler esta avalancha masiva que ha tenido lugar en las zonas de Beni-Enzar y Farhana y ninguno logró su objetivo de penetrar en la ciudad autónoma.

Etiquetas