Nacional

Objetivo: pasar a Ceuta

Inmigrantes subsaharianos han intentado este fin de semana saltar la valla o entrar a nado a España.

Frontera de Ceuta

La Ciudad Autónoma de Ceuta ha vivido en las últimas horas cómo se ha incrementado la presión migratoria, con varios intentos de entrada en la ciudad de grupos de inmigrantes subsaharianos que han saltado la valla o han tratado de entrar a nado.

La ciudad había vivido una relativa calma desde que el pasado día 6 de febrero protagonizaron un intento de entrada masiva unos 250 inmigrantes subsaharianos, de los cuales quince fallecieron ahogados.

La trágica avalancha fronteriza y las posteriores reacciones políticas por los sucesos se vieron acompañadas por un periodo en el que la frontera no sufrió nuevos intentos de entrada, aunque sí hubo acercamientos de inmigrantes al vallado, todos ellos rechazados por la Gendarmería marroquí.

En estas últimas semanas sólo inmigrantes sirios, entre ellos algunos menores, habían conseguido burlar los controles fronterizos con pasaportes falsificados y llegar al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI).

Sin embargo, en las últimas horas, han informado fuentes de la Guardia Civil y de la Delegación del Gobierno, parece que se ha acabado la "tregua" que se había concedido.

Ceuta ha sufrido este domingo una importante presión que se ha producido en varias oleadas y por distintos frentes, que han terminado con la entrada de siete inmigrantes de un total de 63 que lo han intentado.

El grupo más numeroso ha estado compuesto por unos 40 inmigrantes subsaharianos que ha intentado entrar por el espigón de la zona norte de Benzú, lográndolo cuatro de ellos al lanzarse al mar.

Paralelamente, otros doce inmigrantes se han lanzado a nado desde las playas próximas a la frontera norte y sur de Ceuta, pero en los doce casos han sido rechazados por la Gendarmería marroquí antes de que alcanzaran la costa española a nado.

También lo han intentado otros tres subsaharianos que han saltado la doble valla fronteriza, exactamente por la mitad de los 8,2 kilómetros de perímetro fronterizo terrestre.

En este caso, los tres inmigrantes han logrado superar el doble vallado de seis metros de altura y alcanzar su nueva etapa migratoria, Ceuta.

Estas oleadas han motivado que la Guardia Civil y la Policía Nacional mantengan una situación de alerta en el paso fronterizo, ya que se tiene constancia de que unos mil inmigrantes subsaharianos están en el entorno de Ceuta a la espera de aprovechar algún intento de entrada.

Este domingo ha sido la vía marítima, la entrada a la carrera y hasta a nado. Mañana, quién sabe.

Etiquetas