Nacional
Suscríbete por 1€

Un bote de humo cayó cerca de los inmigrantes

En la tragedia murieron al menos 15 personas cuando intentaban llegar a nado desde Marruecos.

Imágenes extraídas del vídeo facilitado por el Ministerio del Interior, que muestra el acercamiento de inmigrantes el 6 de febrero a la frontera con Ceuta,
Interior difunde los vídeos

El primero de los vídeos difundidos este viernes por el Ministerio del Interior de la tragedia de Ceuta, en la que perecieron al menos 15 personas cuando intentaban llegar a nado desde Marruecos a la playa española de El Tarajal, muestra cómo cayó un medio 'fumígeno', es decir, un bote de humo, cerca de los inmigrantes que se encontraban en el agua en la zona marroquí.

El ángulo de la cámara impide distinguir quién efectuó el disparo, si fueron los guardias civiles desplegados en el extremo del espigón, gendarmes marroquíes que estuvieran en la misma zona en su lado de la valla o si se efectuó desde la embarcación española que en ese momento estaba en el agua. Sí se aprecia con claridad cómo el bote de humo sale desde el área del espigón en curva descendente hacia aguas marroquíes, donde en ese momento hay varios inmigrantes.

Este es uno de los detalles que permite apreciar uno de los nueve vídeos que Interior ha puesto a disposición del juzgado número 6 de Ceuta que instruye diligencias para esclarecer lo sucedido. La grabación, de una hora y cuarto de duración, sin audio y con imágenes de escasa resolución, está realizada desde una de las cámaras de seguridad situada sobre la valla, que ofrece planos de las inmediaciones del vallado levantado en el espigón, la playa marroquí, la española y las aguas competencia de ambos países.

Así, permite observar cómo ante la llegada de un nutrido grupo de personas --Interior lo cifra en 250-- que avanzan en paralelo a la valla fronteriza que se prolonga hasta el mar, los agentes de la Guardia Civil, que superan la veintena, se despliegan tomando posiciones tanto en la orilla como a lo largo del espigón.

En el extremo se sitúan los agentes con material antidisturbios, que disparan hacia el mar pelotas de goma. Apuntan en línea recta o hacia el agua directamente, cuando ya hay inmigrantes nadando. En otro de los vídeos, grabado por una cámara térmica, se aprecia cómo caen las bolas al agua en la línea que separa el área de influencia española de la marroquí. Frente al espigón, hace maniobras una patrullera de la Guardia Civil, que va cruzando alternativamente esta línea imaginaria, alumbrando con un foco la zona.

Mientras, en el lado marroquí, los gendarmes se despliegan en la arena y una lancha neumática se sitúa junto a la orilla. En ese momento un grupo muy numeroso de inmigrantes se han lanzado al mar, algunos ya han conseguido cruzar a aguas españolas y siguen a nado camino de la playa.

Otros muchos siguen a flote en el lado marroquí y entre ellos se mueve la neumática. Es en este punto de la grabación, en el minuto 15, cuando se aprecia cómo un medio 'fumígeno' lanzado desde el área del extremo del espigón cae cerca de un grupo de ellos, que están en el agua, junto a las rocas. La cámara permanece enfocando este punto unos segundos, mostrando cómo una nube de humo se va extendiendo junto a los que se encuentran en el mar.

El uso de este tipo de material antidisturbios para "disuadir" la entrada irregular de los inmigrantes fue reconocido por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en sede parlamentaria. Según dijo, se utilizaron, además de cartuchos de foguero, fumígenos y pelotas de goma para trazar la línea imaginaria que separa las aguas españolas de las de Marruecos: Siempre con fin disuasorio "y nunca contra las personas" y en una medida proporcionada y ajustada a la "violencia" con la que llegaron los inmigrantes.

Sobre este asunto, otra de las grabaciones entregadas por Interior al juzgado muestra como a su llegada, los inmigrantes que encabezan el grupo en su avance desde los montes marroquíes a la frontera española arrojan objetos a los gendarmes con los que se van topando. También enseña cómo uno de estos policías recibe golpeando con lo que parece una porra a cuantos corren a su alrededor.

Devolución sobre la marcha

No se muestra que los inmigrantes a su llegada a la valla fronteriza arrojasen objetos contra la Guardia Civil, pues no hay imágenes detalladas sobre este momento concreto, pero sí cómo ya después de la tragedia, algunos tiran piedras hacia la valla de frontera. La primera imagen en este sentido se produce en el minuto 56 de esta grabación, cuando ya se han rescatado los primeros cadáveres del agua en la zona marroquí y un nutrido grupo de inmigrantes allí rodeado por agentes.

Se trata de un hombre que sale a la carrera del grupo con el que está hacia la zona española y lanza una piedra en dirección a la valla mientras gesticula. Un compañero y un agente marroquí frenan su avance y le acompañan del vuelta al grupo. Allí se tira al suelo y da un puñetazo sobre la arena. Se levanta y vuelve con los demás. Durante los siguientes minutos de grabación se muestran incidentes con las fuerzas marroquíes y cómo algunos de los migrantes tiran piedras y objetos hacia la zona española.

A lo largo de toda la grabación se deja ver que muchas personas intentaron cruzar a nado hacia aguas españolas, pero la mayoría son disuadidas por el despliegue policial. Los que lo consiguieron, llegaron escalonados en pequeños grupos o de uno en uno hasta la playa ceutí, donde la Guardia Civil les estaba esperando.

Varios fueron rescatados, como muestran las imágenes, por los propios agentes españoles cuando se encontraban en el mar. En un caso se aprecia como el agente de la Benemérita tiene que sacar medio cuerpo de la lancha para poder socorrer al migrante. Los primeros que van llegando son conducidos por los agentes y situados en la arena. Uno llega cogido de la ropa, otro, perdiendo el equilibrio, alcanza el grupo a gatas.

La grabación muestra cómo los migrantes son conducidos de vuelta a Marruecos utilizando una puerta de la valla fronteriza, atestiguando así la práctica de devoluciones sobre la marcha de las que Fernández Díaz dio cuenta en el Congreso de los Diputados y que no están amparadas por la actual Ley de Extranjería ni por el convenio de readmisión que España tiene suscrito con Marruecos. En ambos casos, se exige que el migrante sea trasladado a Comisaría e identificado.

Etiquetas