Despliega el menú
Nacional

Plante general al PP en la votación del trámite exprés de la Justicia Universal

El Grupo Popular lamenta el "teatro" de la oposición mientras que Gallardón defiende el derecho del PP a promover reformas.

Los diputados de la oposición han renunciado a participar en la votación del Pleno del Congreso de la tramitación ultrarrápida que el PP ha impuesto para acelerar la entrada en vigor de los nuevos límites de la justicia universal, con los que se archivarán causas abiertas en la Audiencia Nacional como la muerte del periodista José Couso en la Guerra de Irak que se achaca a militares estadounidenses o el genocidio en el Tibet, por el que se han cursado órdenes de detención de mandatarios chinos.

El PP fue el único grupo que apoyó la aprobación de la reforma en lectura única (en una sola sesión plenaria, sin pasar por ponencia y comisión). Solo recabó el voto del diputado de UPN, Carlos Salvador, socio electoral del PP.

Pero también fue el único grupo que participó en la votación, ya que el resto decidió levantar las manos o, en el caso de Izquierda Plural, directamente abandonar el hemiciclo. "No vamos a participar en esta farsa", fue la frase más repetida por los portavoces de la oposición.

Pese al plante y la escasa participación (179 sobre más de 300 diputados presentes), el trámite exprés logró el aval del Pleno del Congreso con lo que el PP seguirá con su propósito de aprobar la reforma el próximo jueves, en una nueva sesión plenaria a continuación del Debate sobre el estado de la Nación.

Una controvertida reforma

Esta reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) fue presentada en enero por el Grupo Popular, pues si lo hubiera hecho el Gobierno habría requerido más tiempo para contar con los informes preceptivos del Consejo del Poder Judicial (CGPJ) y del Consejo de Fiscales, y fue tomada en consideración por el Pleno del Congreso hace una semana con el único apoyo del PP.

La petición posterior del PP para rematar la tramitación de la reforma por el procedimiento de urgencia --lo que implica acortar los plazos a la mitad--, y en lectura única --es decir, en una sola sesión plenaria, sin ponencia ni comisión--, ya generó un debate este martes en la Junta de Portavoces.

El portavoz del PNV, Aitor Esteban, fue el primero que pidió un informe jurídico al considerar que el artículo 150 del Reglamento no permite aplicar ese trámite de lectura única a una reforma de la una ley orgánica como la del Poder Judicial y de tal complejidad como la que contempla proposición de ley del PP.

El resto de grupos de la oposición se sumó a la exigencia de obligar a argumentar jurídicamente los motivos de la solicitud del PP, una unidad que se plasmó por escrito y que el presidente del Congreso, Jesús Posada, se ha ventilado negando el informe y asegurando que la Mesa ya había entendido que el procedimiento se ajusta al Reglamento y a la Constitución, según consta en la respuesta a la que ha tenido acceso Europa Press.

En el debate de este jueves, todos los portavoces de la oposición han descalificado la maniobra del PP. Para el socialista Julio Villarrubia, este trámite ultrarrápido es "una farsa" con la que se pretende "liquidar" la Justicia universal "sin debate, contra el criterio del resto de la Cámara y evidenciando falta de respeto al Poder Legislativo".

Pena de muerte a la Justicia Universal 

Para Gaspar Llamazares, de Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), la mayoría parlamentaria del PP ha aplicado "la pena de muerte a la jurisdicción universal" y ha hecho "por un mecanismo sumarísimo que no es de las democracias". Su grupo fue el único que decidió abandonar al hemiciclo para no participar "ni de cuerpo presente".

Irene Lozano, de UPyD, sostiene que el trámite impuesto por el PP es "una estafa" con la que el PP sintoniza con "la élite corrupta china, que también apuesta por el régimen del partido único". "Llevan año y medio pensando medidas contra la corrupción en España y en dos meses han encontrado cómo satisfacer las exigencias de la oligarquía china", ha censurado, criticando también a Posada por "erigirse en juez y parte".

Los nacionalistas catalanes, por boca de Jordi Jané, ha asegurado que cuando se redactó el artículo 150 del Reglamento "nunca" se pensó en aplicarlo para una reforma de este calado. Aitor Esteban, del PNV, ha añadido que el PP abusa del principio mayoritario aplicándolo "a machamartillo".

"Un teatro de guiñol"

 

Para el BNG, la actuación del PP es "un claro ejemplo de soberbia y prepotencia": "Utilizan el rodillo para dar un auténtico golpe bajo a democracia", ha añadido. "Es una vergüenza y una farsa. Nos sentimos ultrajados y violentados", ha dicho Joan Tardà, de ERC. "Dejan el Parlamento como un mero teatro de guiñol", ha apuntado Joan Baldoví, de Compromís-Equo. "Es un claro retorcimiento del Reglamento", según Rafael Larreina, de Amaiur.

Frente a la crítica unánime, desde el PP sostienen que la tramitación en lectura única no es un instrumento "insólito", sino que existen muchos precedentes como la última modificación de la Constitución pactada por PP y PSOE, según recordó el miércoles el portavoz 'popular', Alfonso Alonso.

Leopoldo Barreda, ponente del PP en el debate de este jueves, ha reprochado a la oposición su "teatro y sobreactuación" para tratar de obstaculizar la reforma y ha cargado especialmente contra el PSOE rechazando "lecciones" pues en 2009 ya hubo una reforma de la justicia universal vía enmienda, también sin informes de órganos consultivos. "Pero aquella vez lo firmamos cuatro grupos" (PSOE, PP, CiU y PNV), le ha recordado Villarrubia.

Tras la sesión plenaria, el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, ha declinado participar en la polémica y se ha limitado a decir que el Grupo Popular tiene tanta legitimidad para presentar una proposición de ley como el resto de grupos parlamentarios.

En marzo se podrán archivar causas 

De esta forma, los nuevos límites a la jurisdicción universal de la Justicia española podrían estar en vigor en marzo, un mes antes de lo que se barajaba este mismo lunes, y como se aplicarán con carácter retroactivo se acelerará el archivo de una serie de causas abiertas en la Audiencia Nacional como las de la muerte del cámara José Couso en la Guerra de Irak, por la que se investiga a militares estadounidenses, o el genocidio en el Tibet, por el que se han cursado órdenes de detención de mandatarios chinos.

El Grupo Popular ya había reconocido que el Gobierno tiene "prisa" en que esta reforma se apruebe "cuanto antes" y que se ha recurrido a esta tramitación ultrarrápida porque la regulación vigente de la jurisdicción universal "está generando conflictos que afectan" al "interés general de los españoles" y los 'populares' quieren defenderlo.

Etiquetas