Despliega el menú
Nacional

Londres protestará a España por una nueva incursión en aguas de Gibraltar

El Gobierno británico protestará por la supuesta incursión de un barco de la Marina española en aguas gibraltareñas.

Colas para entrar al Peñón
Colas de más de dos horas para acceder en coche a Gibraltar
AFP

El Gobierno británico hará una "protesta formal" ante España por la supuesta incursión de un barco de la Marina española el pasado martes en aguas gibraltareñas, informó hoy un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores en Londres.

Una embarcación de la Marina española entró en aguas británicas de Gibraltar mientras la Royal Navy (Marina británica) realizaba unos ejercicios militares, que "siguieron adelante" a pesar de la incursión, afirmó el portavoz del 'Foreign Office'.

"Planteamos esto a alto nivel con el Gobierno español y emitiremos una protesta formal", agregó la misma fuente, que aseguró que "ni este incidente, ni otras incursiones" cambiarán la soberanía del Reino Unido sobre las aguas de Gibraltar.

Se espera que la protesta ante las autoridades españolas sea comunicada por la Embajada británica en Madrid. Gibraltar considera que tiene jurisdicción sobre tres millas náuticas alrededor del Peñón, algo que no reconoce España, pues en virtud del Tratado de Utrecht de 1713 solo admite la soberanía gibraltareña sobre las aguas del puerto.

Un portavoz del Ministerio británico de Defensa dijo que la Royal Navy continuará patrullando las aguas gibraltareñas ante cualquier "incursión ilegal" de barcos españoles a través de las advertencias pertinentes y como parte del compromiso del Gobierno británico de defender la soberanía sobre Gibraltar. "No debería quedar duda de que el Ministerio de Defensa está totalmente comprometido a asegurar la defensa y seguridad de Gibraltar, sus residentes y las aguas territoriales británicas de Gibraltar", agregó el portavoz de Defensa.

De acuerdo con la prensa gibraltareña, el incidente se produjo este martes cuando el barco español "SPS Vigia" se aproximó al lugar donde militares británicos hacían unos ejercicios de paracaidismo.

Este incidente ocurre tras las tensas relaciones entre Londres y Madrid por el lanzamiento el año pasado de decenas de bloques de hormigón por parte de las autoridades gibraltareñas en la Bahía de Algeciras.

El territorio, con un gobierno autónomo bajo soberanía de Londres, tomó esta medida sin previo aviso para crear un arrecife natural, impidiendo que los pescadores españoles pudieran faenar en esas aguas.

Poco después el Gobierno español empezó a aplicar controles de entrada y salida en la frontera común, que se tradujeron en largas esperas en la Verja, lo que provocó protestas por parte de las autoridades del Peñón y del Reino Unido. 

Etiquetas