Despliega el menú
Nacional

El PP minimiza las grietas que pueda provocar la marcha de Mayor Oreja

Todos asumen en el PP que Arias Cañete quiere volver a Europa como comisario.

En el medio, Jaime Mayor Oreja (Archivo)
Mayor Oreja afirma que el aborto no puede ser un derecho

La cúpula del Partido Popular ha minimizado este martes las grietas que pueda provocar en el seno del partido la decisión de Jaime Mayor Oreja de no volver a encabezar la candidatura de las elecciones europeas, una noticia que ha causado sorpresa entre numerosos cargos populares.

Las reacciones al anuncio de Mayor Oreja se han sucedido este martes empezando por la de la dirección de los populares, y la secretaria general, María Dolores de Cospedal, ha negado que vaya a hacer daño al partido: "Yo no entiendo que sea un revés, es una forma distinta de continuar", ha dicho.

También ha rechazado Cospedal que Jaime Mayor Oreja sea un "verso suelto" de los populares, porque según ha subrayado "nunca" lo es alguien que ejerce de portavoz del partido en el Parlamento Europeo y que forma parte del comité de dirección, donde seguirá hasta después de los comicios de mayo.

"En un partido tan grande como el PP hay distintas sensibilidades en muchas cosas, pero las cuestiones básicas las compartimos todos, a partir de ahí las formas, más allá de los objetivos últimos, pueden ser distintas para unos y para otros", ha dicho Cospedal a la cadena Cope.

En la misma línea, el portavoz del partido en el Congreso, Alfonso Alonso, ha admitido que en el PP hay "distintas referencias", pero también hay "una causa común" del centro derecha en la que Mayor Oreja siempre ha creído, ha asegurado, y por eso no piensa, ha añadido, que su marcha abra una brecha en el partido.

La única dirigente popular que sí ha vinculado públicamente la decisión de Mayor Oreja con sus diferencias con el Gobierno y la cúpula popular, y en concreto en materia de política antiterrorista, ha sido Esperanza Aguirre.

"Es una decisión que le honra (a Mayor Oreja) porque él considera que tiene una idea diferente del final de ETA que la que tiene el Gobierno, y que le sería difícil defender su idea en la campaña electoral", ha dicho la presidenta del PP de Madrid a la Cadena Cope.

Por otro lado, ni Cospedal ni Alfonso Alonso han querido aventurar cuándo dará a conocer el partido a su nuevo cabeza de lista, una incógnita sobre la que especulan este martes los populares, y en la que vuelve a cobrar fuerza el nombre del ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, según han señalado varios cargos del partido consultados por Efe.

Todos asumen en el PP que Arias Cañete quiere volver a Europa como comisario y ahora, despejada la incógnita sobre Mayor Oreja, el nombre del ministro se repite como la mejor opción para estos comicios.

El titular de Agricultura, recuerdan, es el miembro más valorado del Gobierno de Rajoy -así lo apuntan las encuestas del CIS- y podría hacer una buena campaña electoral antes de incorporarse eventualmente al Ejecutivo comunitario.

Alfonso Alonso no ha querido opinar al respecto. "¿Ve a Arias Cañete?", le han preguntado los periodistas, y él se ha limitado a ironizar recordando que sí, que le ve mucho por la Cámara baja cada vez que acude a comparecer.

Sea quien sea finalmente, en el PP admiten que encabezar la lista de las europeas no será un plato de gusto, pues se prevé un desgaste electoral por las medidas económicas tomadas por el Ejecutivo de Mariano Rajoy.

Aunque Rajoy ya advirtió este lunes de que el cabeza de lista se sabrá "cuando toque", muchos en el partido esperan que sea cuanto antes.

Y es que, según señala un miembro del Comité Ejecutivo Nacional, "hay demasiado protagonismo negativo" y sería bueno cerrar esta crisis lo más pronto posible, porque según admite, hay cierta intranquilidad entre los populares.

Una opinión que comparte otro miembro de este órgano de dirección, que incluso va más allá y ve "muchos nervios" tras conocerse la marcha de Mayor Oreja, que según reconoce no ayuda en este momento delicado que vive el PP con las víctimas del terrorismo, molestas con la sentencia europea que tumbó la doctrina Parot y críticas con la política antiterrorista del Ejecutivo.

Precisamente este martes, la que fuera presidenta de los populares vascos tras Mayor Oreja, María San Gil, ha arremetido contra el PP por "consentir" la "pesadilla" que se vive en el País Vasco con el "entramado etarra", a pesar de que, ha señalado en la web de Covite, era el partido que "tuvo siempre claro que si matar no tenía premio, dejar de matar tampoco podía tenerlo".

A las reacciones a la noticia de Mayor Oreja se ha sumado este martes otra que afecta a los populares: su presidente de honor y exjefe del Ejecutivo, José María Aznar, no estará en la convención nacional del partido este fin de semana en Valladolid.

Cospedal dijo hace unos días que Aznar había sido, "lógicamente", invitado tanto a asistir como a participar, pero el expresidente se ha excusado por encontrarse fuera del país.

En estos días en los que se ultiman los preparativos de la convención nacional, la mayoría de los consultados admiten que la noticia de Mayor Oreja les pilló este lunes por sorpresa, pues pensaban que su intención era repetir.

Sólo un veterano diputado asegura que la sorpresa no es tanta porque veía a Mayor ya "cansado" y con ganas de dejar Bruselas.

Etiquetas