Despliega el menú
Nacional

Balance del 2013

"El 2014 será el del inicio de la recuperación, con menos paro"

Se muestra "satisfecho" con la reforma laboral y dice que, aunque quedan cosas que reformar, no son una prioridad para el Gobierno.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que, aunque la mejora de las cifras macroeconómicas "aún no llega en su plenitud a la vida diaria de los españoles", es de esperar que cuando acabe 2013 "el número de parados registrados en los Servicios Públicos de Empleo será inferior al del año pasado", algo que no ha ocurrido desde 2006. "Ese es un dato seguro", ha apostillado.

En el caso de la afiliación a la Seguridad Social, Rajoy ha señalado que ésta será "un poco menor" al cierre de este año respecto a 2012, pero ha asegurado que su evolución en 2014 será "mucho mejor". "Los datos de afiliación a la Seguridad Social permiten avanzar que en pocos meses el número de cotizantes volverá a crecer de forma consistente", ha pronosticado.

Así lo ha indicado en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, en la que ha hecho un balance del año 2013 y ha avanzado que 2014 será el del inicio de la recuperación. "El año que viene habrá menos personas en paro y más trabajando y cotizando a la Seguridad Social", ha garantizado.

"Hace un año dije que 2013 iba a ser muy duro, sobre todo en sus primeros seis meses, pero también que las cosas empezarían a mejorar en la segunda mitad. Pues bien, los hechos nos han dado la razón", ha apuntado, para admitir a renglón seguido que "no es fácil", sin embargo, saber cuándo se empezará a crear empleo neto en España.

"Satisfecho" con la reforma laboral

Por otro lado, el jefe del Ejecutivo ha recalcado que la OCDE ha realizado una valoración "muy positiva" de la reforma laboral. Por su parte, ha asegurado que está "satisfecho con cómo ha funcionado la reforma".

Según ha explicado, hace unos años era necesario que la economía española creciera entre un 2,5% y un 3% para crear empleo, mientras que en 2013, que cerrará con el PIB aún en negativo, "las cifras van a ser muy distintas que si no se hubiera aprobado la reforma laboral".

Preguntado por las recomendaciones de la OCDE, que incluían un nuevo abaratamiento del despido para incentivar la contratación, Rajoy ha respondido que "alguna cosa se puede reformar, pero no está entre las prioridades del Gobierno".

Por último, el presidente del Gobierno también ha manifestado que si la inflación sube sólo unas décimas al cierre del año "será bueno para los pensionistas", que en 2013 vieron incrementada sus prestaciones ligeramente.

Etiquetas