Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Espionaje

El Gobierno convoca al embajador de EE.UU. por el espionaje masivo

El nuevo embajador de EE.UU. en España, James Costos, ha sido convocado este lunes en el Ministerio de Asuntos Exteriores para hablar sobre el supuesto espionaje de EE.UU. a España.

El Gobierno español ha convocado para el próximo lunes en el Ministerio de Asuntos Exteriores al nuevo embajador de EE. UU. en España, James Costos, para recabar información sobre un supuesto espionaje de Estados Unidos a España.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros español, el titular de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, explicó que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien se encuentra en Bruselas, donde participó en el Consejo Europeo, le pidió que convocara a Costos para hablar del asunto del espionaje estadounidense.

Desde Bruselas, Rajoy declaró que el espionaje no cabe entre países "amigos y aliados" y manifestó su intención de convocar a Costos, aunque precisó que el Gobierno español no tiene constancia de que haya habido espionaje de EE. UU. a dirigentes políticos españoles.

En Madrid, García-Margallo explicó que se ha citado a Costos el lunes por la mañana en el Ministerio de Exteriores para que dé "satisfacción" a las peticiones de información por parte de España. "El Gobierno español ha hecho constar que esta práctica, de confirmarse, es absolutamente inaceptable e inadmisible entre gobiernos socios, amigos y aliados", subrayó García-Margallo al referirse al espionaje.

El jefe de la diplomacia española añadió que la protección de la privacidad constituye "una línea roja muy difícil de asumir". García-Margallo explicó que el embajador de España en Estados Unidos, Ramón Gil-Casares, sigue este tema "puntualmente".

En el ámbito de la UE, el ministro recordó la creación del comité de expertos para revisar la protección de datos acordado entre Estados Unidos y la Unión Europea tras las primeras revelaciones sobre los programas de espionaje estadounidense.

La creación de este diálogo entre expertos fue pactada entre las dos partes en un encuentro ministerial celebrado el 14 de junio en Dublín, a raíz de las primeras filtraciones llevadas a cabo por el ex analista de la CIA Edward Snowden. El ministro también se refirió a las gestiones llevadas a cabo por España y, en concreto, a la visita que el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Gonzalo de Benito, realizó el pasado mes de julio a Washington.

De Benito alentó entonces al Gobierno de EEUU a encontrar un "equilibrio" entre la seguridad y el "respeto a las libertades" en sus actividades de espionaje, a raíz de las revelaciones sobre los programas secretos de la inteligencia estadounidense.

El secretario de Estado español expresó su "preocupación" por el asunto en sendas reuniones con la asesora para asuntos europeos del Consejo de Seguridad Nacional (NSC) de la Casa Blanca, Karen Donfried; y la subsecretaria de Estado para Asuntos Políticos de EEUU, Wendy Sherman.

"España quería que se explicitase qué había pasado y hasta qué punto se habían violado las líneas rojas. Las líneas rojas son derechos fundamentales: el derecho a la intimidad y la privacidad", explicó hoy García-Margallo.

James Costos se encuentra hoy en Oviedo (norte de España) para asistir a la ceremonia de entrega de los Premios Príncipe de Asturias, donde coincidirá con el propio García-Margallo, que se viajará esta tarde hasta esa ciudad asturiana.

Etiquetas