Despliega el menú
Nacional

Cumbre Latinoamericana

El Príncipe estima como "elocuente" y de "cimientos sólidos" la recuperación de España

El Príncipe volvió a respaldar el tradicional papel de España como puerta de entrada en la UE de las empresas latinoamericanas.

El Príncipe Felipe durante la cumbre
El Príncipe Felipe durante la cumbre
AFP

El Príncipe aprovechó este jueves el primer acto de su viaje a Panamá en el marco de la Cumbre Iberoamericana para defender la economía española, que considera que "está encontrando su camino" y tiene una recuperación con "cimientos sólidos" y datos "elocuentes" de su nueva situación.

Don Felipe abrió junto al presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, y el secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, el Encuentro Empresarial organizado de forma previa a la cumbre de los jefes de Estado y de Gobierno de América Latina, España y Portugal.

Ante representantes de más de un centenar de empresas de Iberoamérica, el Príncipe destacó una serie de datos para certificar su mensaje de recuperación de la economía española aunque sin obviar que aún queda "mucho por camino por recorrer" porque "persisten las dificultades" y cifras como las relativas al desempleo.

Al enumerar los datos positivos de la economía, se refirió a la reducción del déficit público y la deuda privada, el aumento de la productividad y la existencia de un sector financiero "solvente y eficiente".

"Se han corregido muchos de sus principales desequilibrios y hemos recuperado la confianza internacional, como lo refrenda la entrada de capitales de los últimos meses, la apuesta de grandes grupos de inversión y la considerable caída de la prima de riesgo, así como los informes de prestigiosos analistas y bancos de inversión extranjeros", añadió.

En esa línea, insistió en que las perspectivas son positivas, ya que para finales de este año se espera que España (que recordó que es la cuarta mayor economía de la zona euro y la número trece el mundo en términos de PIB) vuelva a la senda del crecimiento y que esa tendencia se consolide en 2014.

El Príncipe otorgó un papel esencial a las empresas españolas en el comportamiento de la economía del país y recordó que son líderes mundiales en algunos sectores clave.

Entre ellos, según precisó, algunos que cuentan con un elevado componente tecnológico como las energías renovables, la gestión de las infraestructuras, biotecnología, tecnología medioambiental o el tratamiento del agua.

Especial respaldo pidió don Felipe para la actividad de las pequeñas y medianas empresas españolas en América Latina y para la de las pymes latinoamericanas en España.

A su juicio, ahora toca facilitar a todas ellas (que dijo que son las que han sufrido de forma especial la crisis) ese "viaje de ida y vuelta" tras haberlo protagonizado antes las grandes empresas.

Don Felipe enumeró datos como la duplicación de las relaciones comerciales entre España y Latinoamérica en los últimos diez años y destacó que las inversiones extranjeras en general, y las españolas en particular, en esta región han crecido a medida que ha mejorado el marco legal y la seguridad jurídica.

Se trata, según resaltó, de dos "condiciones esenciales para la adopción de decisiones estratégicas empresariales de esta envergadura".

El Príncipe volvió a respaldar el tradicional papel de España como puerta de entrada en la UE de las empresas latinoamericanas.

Etiquetas