Nacional

Accidente de Santiago

El interventor reconoce su llamada antes del accidente

Según ha señalado, actuó por iniciativa propia para facilitar la bajada de una familia con hijos en Pontedeume.

El interventor reconoce al juez la autoría de la llamada antes del accidente
EFE

El interventor del tren siniestrado el 24 de julio en Santiago ha confesado este viernes ante el juez instructor, Luis Aláez, la autoría de la llamada que se produce momentos antes del accidente y ha contado, asimismo, que actuó, a iniciativa propia para facilitar la bajada de una familia con hijos en Pontedeume.

El Tribunal Superior de Justicia de Galicia ha emitido un comunicado en el que subraya que Antonio Martín Marugán ha admitido esta comunicación entre teléfonos corporativos, un dato que no había mencionado en su declaración policial, según ha dicho, porque no se acordó en ese momento, no le parecía trascendental y tenía "imágenes horribles en su cabeza". Nunca ha querido "ocultarlo".

Marugán permaneció este viernes por en dependencias judiciales durante dos horas, y a su salida estuvo escoltado por agentes, que lo acompañaron hasta su vehículo particular.

Ante la avalancha de periodistas y fotógrafos, los efectivos rogaron: "Déjennos paso por favor, tiene una costilla rota". Un acompañante esperaba a Marugán en su turismo, estacionado a unos 50 metros.

El interventor, visiblemente nervioso, reconoció a los periodistas que se encontraban a las puertas del juzgado que había hecho una llamada al maquinista Francisco José Garzón Amo pero que al salir del convoy, tras el accidente, llevaba el móvil en el bolsillo.

El del conductor se extravió en el siniestro registrado en el barrio compostelano de Angrois.

Marugán, que también ha dicho que en ningún momento se consideró "culpable de nada", hizo estas declaraciones a las puertas de los juzgados de Santiago de Compostela, donde fue citado para declarar como testigo ante el juez Luis Aláez que investiga el trágico accidente en el que murieron 79 personas.

Antonio Martín Marugán llegó al juzgado a las 9.15 y poco después salió del mismo para volver a entrar minutos antes de las diez, hora a la que había sido citado para prestar declaración.

Desde su móvil, su mujer ha dicho este viernes que, tras declarar, Antonio Martín se encuentra "dentro de lo que cabe, bien".

Etiquetas