Nacional
Suscríbete por 1€

Comparecencia ante el pleno del Congreso

Dispuesto a defender su honestidad pese a Bárcenas

El PSOE advierte de que sería "impresentable" que utilizara la crisis y el paro como "burladero" para eludir el caso del extesorero. Avanza que pedirá su dimisión.

Mariano Rajoy
Rajoy garantizará su honestidad, pero el PSOE le pedirá la dimisión
EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, defenderá este jueves ante el pleno del Congreso su honestidad y garantizará que nunca ha cobrado sobresueldos en B, aunque esas explicaciones no impedirán que, tal y como ha avanzado el PSOE, su líder, Alfredo Pérez Rubalcaba, le pida la dimisión.

Debido a las obras en el Palacio del Congreso, será el Senado el que acoja el pleno extraordinario de la Cámara Baja ante el que Rajoy ha pedido comparecer a petición propia para informar de la situación política y económica.

Es un enunciado genérico que incluirá también su versión sobre el caso Bárcenas, cuestión por la que comparecerá también a petición concreta de CiU, PNV, Izquierda Plural y Grupo Mixto.

Los socialistas ya han advertido de que, con independencia de las explicaciones de Rajoy, Alfredo Pérez Rubalcaba pedirá su dimisión, y los representantes de los grupos de la oposición han reclamado este miércoles al jefe del Gobierno que el jueves diga la verdad y no intente desviar el debate hacia otros asuntos como la situación económica.

En esa línea, la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, ha advertido de que sería "impresentable" que utilizara la crisis y el paro como "burladero" para no hablar del caso Bárcenas.

Según ha explicado Valenciano, el objetivo del PSOE ante el pleno es doble: que Rajoy diga la verdad y que abandone su puesto, y si no consiguen esas metas seguirán trabajando con todos los instrumentos que están a su disposición para lograrlo.

A día de hoy, ha señalado, "ningún instrumento está decidido y ninguno está descartado", incluso la presentación finalmente de la anunciada moción de censura.

En nombre del PP, su vicesecretario general de Estudios y Programas, Esteban González Pons, ha asegurado que el jefe del Gobierno hablará "de forma responsable" y dará las explicaciones que "todo el mundo espera" sobre el caso Bárcenas.

Pero ha precisado: "No va a poder hablar de los escándalos sin hablar también de la economía. Hay que tener en cuenta que una cosa condiciona la otra".

En coincidencia con las palabras de Pons, el ministro de Industria, José Manuel Soria, se ha mostrado convencido de que Rajoy se expresará de forma "clara, contundente y serena".

Fuentes del Ejecutivo han asegurado que Rajoy no rehuirá el debate, pero han defendido su legitimidad para exponer la situación económica de España y explicar, con datos, que las políticas que ha impulsado ya están dando resultados y están más cerca tanto el crecimiento de la economía como la creación de empleo.

Rajoy, según estas fuentes, expondrá en sede parlamentaria lo que ya dijo públicamente tras las primeras informaciones sobre un supuesto cobro de sueldos fuera de la contabilidad oficial del PP.

El jefe del Gobierno, que en todo momento ha evitado pronunciar el nombre del extesorero del PP, dijo entonces que no se iba a "encoger" y que se equivocaba si alguien pensaba que iba a abandonar.

Una idea que ha reiterado recientemente y que recalcará ante el pleno del Congreso, donde insistirá en que nadie va a chantajear al Estado, que el caso Bácenas no va a marcar el ritmo del Gobierno y que nadie va a frenar las medidas para la superación de la crisis.

No obstante, según explicó el pasado viernes la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, Rajoy "no entrará en estrategias procesales de algunos", por lo que no se prevé que responda de forma directa a cada una de las acusaciones que ha vertido contra él y contra el PP el extesorero de este partido.

Sí se prevé que el presidente del Gobierno renueve su compromiso y el de su Gobierno contra la corrupción acelerando las medidas que presentó en el debate sobre el estado de la nación del pasado mes de febrero.

El pleno comenzará a las nueve de la mañana con la intervención de Rajoy, que no tendrá límite de tiempo para sus explicaciones, y, a continuación, tomarán la palabra los representantes de los grupos durante media hora cada uno.

Un tiempo que la portavoz del PSOE en el Congreso ha considerado insuficiente y que le ha llevado a acusar al "rodillo" del PP de "amordazar" el debate.

El presidente del Congreso, Jesús Posada, ha expresado su deseo de que el debate discurra con normalidad y respeto y se ha mostrado seguro de que Rajoy dará las explicaciones oportunas y todos quedarán "satisfechos".  

Etiquetas