Nacional

Accidente ferroviario en Galicia

El maquinista reconoció que iba a 190 km/h en un tramo de 80

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago ha ordenado tomar declaración a esta persona, que se encuentra en un hospital custodiado por la Policía

Tragedia en Galicia_3
AFP

El conductor del tren Alvia siniestrado cerca de Santiago reconoció que iba a una velocidad de unos 190 kilómetros por hora en una zona limitada a 80 kilómetros por hora, han informado fuentes de la investigación.

Se encuentra en un hospital de Santiago de Compostela, custodiado por agentes del Cuerpo Nacional de Policía. 

Las fuentes citadas precisaron que el maquinista no se encuentra detenido, sino únicamente controlado y custodiado por la Policía, tras una petición expresa del juez que investiga el accidente ferroviario.

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago de Compostela ha ordenado a la Policía Judicial tomar declaración como imputado a esta persona.

"Descarrilé, qué le voy a hacer, qué voy a hacer". Estas fueron las contundentes palabras de uno de los maquinistas del tren siniestrado en las inmediaciones de la capital gallega en una conversación telefónica tras la tragedia.

Así lo han confirmado fuentes de la investigación, y este testimonio ha sido reproducido pasada la madrugada por los periódicos La Voz de Galicia y Faro de Vigo.

Ambos conductores salieron ilesos del siniestro y han estado participando en las tareas de rescate, así como prestando ayuda en todo aquello que consideraron necesario.

Por las palabras de este conductor, ha quedado descartado un atentado, una hipótesis que ya había rechazado el propio Ministerio del Interior, pese a que en un principio algunas voces desde Galicia apuntasen a la posibilidad de un atentado.

El tren descarriló en una curva justo a la entrada de la estación de Santiago, en el primer accidente mortal en una línea española de Alta Velocidad, y el más grave ocurrido en el mundo en lo que va de 2013.

Testigos presenciales precisaron que el convoy se partió en dos, y la máquina y los cuatro primeros vagones descarrilaron, otro intermedio voló sobre un terraplén hasta caer muy cerca de unas viviendas, y el resto volcó.

Etiquetas