Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Terrorismo

Tres yihadistas españoles se inmolaron en atentados suicidas en Siria

Así lo destaca el juez encargado del caso de los ocho presuntos integristas de la red desarticulada en Ceuta.

Efe. Madrid Actualizada 25/06/2013 a las 09:16
0 Comentarios

Cinco yihadistas enviados a Siria por la red de captación y reclutamiento desarticulada el viernes en Ceuta, tres de ellos españoles, se inmolaron en atentados suicidas, creando "un efecto llamada entre los integristas de Ceuta", según destaca el juez en los autos de prisión de los ocho detenidos en esta operación.

A los ocho, entre ellos el presunto cabecilla de la red -Karim Abdeselam Mohamed, alías 'Marquitos'-, el juez Ismael Moreno les envía a prisión por integración en organización terrorista, y a uno de ellos -Rochdi Abdeselam Abdel Lahh-, le imputa también dos delitos de tenencia ilícita de armas.

Según los autos del juez, los miembros de esta red pertenecen a una estructura con conexiones internacionales, en Marruecos, Bélgica, Turquía y Siria, que se dedicaba a captar y enviar muyahidines a Siria para hacer la Yihad, "integrándose en organizaciones terroristas e inmolándose".

Esta organización, que estaría "dando cobertura a grupos terroristas" como el Frente Jabhat Al Nusra, considerado el brazo armado de Al Qaeda en Siria, o el Estado Islámico Iraq (EII), "habría conseguido enviar -al menos- seis grupos de varones, españoles y marroquíes, desde España a Siria".

De ellos, al menos cinco, tres de ellos españoles, habrían muerto en atentados suicidas, lo que "ha producido un efecto llamada entre los integristas de Ceuta", observa el juez.

Aunque la red se dedicaba solo a captar muyahidines para enviarlos a zonas en conflicto, Moreno destaca también que "cada vez son mayores las referencias a realizar 'la Yihad en casa'".

La labor de los ocho detenidos en esta operación conjunta de la Policía y la Guardia Civil era fundamentalmente la captación de jóvenes, "coordinándose con los 'facilitadores' de Siria" para que aprobaran la salida de los nuevos "voluntarios".

Después, realizaban los preparativos necesarios para que, desde Ceuta o Marruecos, pudieran viajar a ciudades de Turquía fronterizas con Siria, donde un "pasador" les ayudaba a cruzar a ese país para ser trasladados a un campo de entrenamiento.

Allí, "parte de ellos son utilizados como terroristas suicidas, mientras otros son preparados para insertarse en comandos que ejecutarán acciones terroristas", indica el juez.

El Ministerio del Interior difundió este fin de semana un vídeo que probaría como uno de los cincuenta yihadistas enviados por esta red a Siria -una decena de ellos desde Ceuta- fue el responsable de la muerte de 130 personas en un atentado suicida contra el campamento militar de Al Nairab, el 1 de junio de 2012.

Se trataría de Rachid Wahbi, un taxista ceutí de origen marroquí y de 33 años, que viajó a Siria con ayuda de la red desarticulada para combatir en las filas de Al Qaeda contra el régimen de Bachar Al Asad y acabó empotrando contra un cuartel el camión bomba que conducía.

La red desmantelada tenía dos bases de actuación, una en Ceuta -desde la que salieron una decena de yihadistas, entre ellos un menor- y otra en Marruecos.

Los integrantes de la red cruzaban continuamente la frontera entre Ceuta y Marruecos tanto para captar, reclutar y enviar yihadistas a Siria como para informar a sus familias de su situación en los campos de entrenamiento o de los fallecimientos, ya que si alguno moría en un atentado, como así consta en la investigación, se les entregaba a sus familiares el llamado testamento yihadista.

Con esta operación, se ha detectado también el "claro interés de Al Qaeda" por conseguir que muchos de sus militantes puedan regresar a sus países de origen (de donde salieron para combatir en zonas en conflicto) con el objeto de realizar en ellos "la yihad individual" como "lobos solitarios", por lo que también se ha podido "neutralizar" esa amenaza, según explicó el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz tras las detenciones.




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo