Despliega el menú
Nacional

Consejo de ministros

"En educación en este país nunca hemos dado con la tecla y nosotros vamos a ver si damos con ella"

La vicepresidenta ha respaldado de la reforma de Wert y ha señalado que el Gobierno trata "de servir a un interés conjunto".

Soraya Sáenz de Santamaría, durante la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros
Llega la 'e-Salud'
EFE

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha afirmado este viernes que "existe un consenso generalizado" sobre que el sistema educativo español no funciona y por ello el ministro del ramo, José Ignacio Wert, a quien respalda el Gobierno, ha emprendido una reforma. "En la Educación en España nunca hemos dado con la tecla y nosotros vamos a ver si damos con la tecla desde un punto no ideológico, sino de aproximación a la calidad", ha afirmado. 

En rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Sáenz de Santamaría ha dicho que comprende que "cada sector defienda y argumente su propio interés porque es lo que le toca hacer". "El Gobierno trata de servir a un interés de conjunto, que es el de los españoles, los de hoy y los de mañana que son los afectados por la educación", ha dicho en relación al descontento de los rectores de las universidades españolas con la propuesta de Wert para reformar el sistema de becas.

Asimismo, ha señalado que si bien "luego se habla de otras cosas", el núcleo y "lo verdaderamente importante" de la reforma de Wert "es la calidad de la educación", algo que "desde luego tiene el respaldo del Gobierno" y que a su juicio, comparten "muchos españoles, muchos padres y muchos profesores".

"No podemos estar quejándonos de que algo no funciona y cuando alguien se pone a cambiarlo con ese objetivo, que no es otro, sencillamente decir que porque no se opine igual que el ministro él tenga que dejar de hacer lo que es su obligación, que es tratar de hacer una buena ley", ha argumentado.Preocupación por la calidad

Sáenz de Santamaría ha ahondado en que la calidad de la educación en España es "una preocupación generalizada y muy compartida por el sector educativo y por los padres", ha reiterado que no ha encontrado "ningún argumento práctico" para no cambiar el sistema actual y ha destacado dos de los datos que en su opinión objetivan la necesidad de la reforma: más de un tercio de abandono escolar y un 40% de tasa de repetición de curso.

"Estar en puesto 18 de 24 países en lectura pues yo no lo quiero ni para España ni para mis hijos esos índices. Un fracaso escolar del treinta y tantos por ciento es condenar a esa gente. No es sólo que tenga peor empleo ahora, es que lo tenga peor toda su vida", ha señalado.

Etiquetas