Despliega el menú
Nacional

Blog - Al Alba

por Mariano Gistaín

Internet

Todos detrás de la @policia

Con su tono distendido, la cuenta en Twitter de la Policía Nacional supera los 500.000 seguidores y ya pisa los talones al FBI.

Pierna ortopédica del hombre que intentó colar un kilo de cocaína en su interior en Barajas
Todos detrás de la @policia
POLICÍA NACIONAL

Lo mismo anuncian la detención de un hombre que intentó colar en el aeropuerto de Barajas una pierna ortopédica con un kilo de cocaína en su interior que tumban el último bulo de internet o desarticulan los tópicos de los 'polis peliculeros' que rezuman en las cintas de acción. A pesar de gozar de un escaso margen de maniobra -apenas 140 caracteres-, la Policía Nacional ha conseguido hacer de su cuenta en Twitteruna efectiva herramienta en su trabajo diario que la madrugada del martes consiguió superar la barrera del medio millón de seguidores. Esto lo convierte en el segundo cuerpo de seguridad más popular del planeta en el nido del jilguero más famoso de la red, solo a rebufo del FBI. 

El martes el director general del cuerpo policial, Ignacio Cosidó, celebró en un acto en Madrid la nueva plusmarca, que les acerca y mucho a la agencia estadounidense, que hace un año contaba con 300.000 efectivos de ventaja. A día de hoy la diferencia en esta persecución 2.0 se queda en apenas 120.000 'followers'. "La Policía es la institución que más se ha adaptado a este mundo virtual. Permite estar más próximo al ciudadano", aseguró Cosidó. El trabajo, que se inició en 2009 con un 'tuit' sobre la privacidad, también fue reconocido por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que aplaudió la labor desde su cuenta.

Probablemente uno de los ingredientes del éxito es que sus publicaciones huyen del tono institucional, del mismo modo que lo puede hacer un ratero cuando oye sus sirenas. Esta patrulla digital cuenta con una decena larga de agentes y está dirigida por el periodista Carlos Fernández Guerra, quien suele insistir en la necesidad de que las redes sociales deben dar servicio y no ser un mero altavoz de comunicados. Al día gestiona más de 1.300 menciones y 150 mensajes privados. Uno de ellos, el "Buenas noches agente" que en su momento envío la humorista Eva Hache denunciando las amenazas que estaba sufriendo en la red social, desencadenó una fugaz investigación que acabó con la detención del supuesto autor de los comentarios al día siguiente. En esta tribuna se alerta de amenazas y también se reparten consejos para un amplio abanico de situaciones del mundo real y el mundo cibernético.

Pero, tal y como destacan sus responsables, los beneficios de este trabajo son para todos. Las #tweetredadas han permitido detener a cerca de 300 personas relacionados con el tráfico de drogas gracias a los avisos anónimos enviados por los usuarios. Un buen puñado de confidentes que también ha permitido, entre otras cosas, frenar la difusión de vídeos sexuales de menores o identificar a las víctimas de un agresor.

Etiquetas