Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Protestas

El PP pide calma ante el "acoso" a algunos de sus miembros

Esteban González Pons, ha presentado ya una denuncia por la protesta que se produjo el pasado miércoles ante su casa de Valencia.

El portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Alfonso Alonso, ha enviado una carta a los diputados populares en la que les pide que mantengan la calma ante "cualquier situación de amenaza" e informen a la dirección del Grupo Popular para emprender las acciones legales oportunas.

En una misiva remitida a los miembros del Grupo Popular en el Congreso, a la que ha tenido acceso Europa Press, el portavoz popular recuerda a los diputados que la ciudadanía les exige responder a estos casos de "acoso" manteniendo "el compromiso y la ejemplaridad" en el desempeño de sus funciones "al servicio" de España y "sin caer en provocaciones ni ceder a presiones injustas".

Para Alonso, no se pueden "pasar por alto" los casos de "acoso" que están sufriendo compañeros de su partido, unos actos que atentan contra el respeto personal que cada uno merece y pretenden coaccionar el libre ejercicio democrático de los políticos.

Entre ellos, el vicesecretario de Estudios y Programas del PP, Esteban González Pons, ha presentado ya una denuncia por coacciones contra la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), después de que varios de sus miembros protagonizaran el pasado miércoles una protesta ante su casa de Valencia. Pons asegura que varios miembros de la PAH entraron dentro del portal de su residencia, subieron hasta la casa y estuvieron "aporreando la puerta durante 45 minutos".

Un derecho "no ilimitado"

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha criticado la persecución denunciada por diputados y dirigentes políticos a cargo de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) a la que ha advertido de que el derecho de manifestación "no es ilimitado" y ha dicho que estas prácticas "no protegen los derechos de nadie", sino que "invaden los de otros" al tiempo que ha pedido "cordura" y respeto para las familias de quienes son objeto de estas prácticas.

"Respetamos los derechos que tiene cada ciudadano a expresar su opinión, pero los derechos no son ilimitados", ha dicho la vicepresidenta al ser preguntada por esta cuestión en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros donde ha defendido "que el derecho de uno acaba cuando empieza el derecho del otro".

A su juicio, "ante ciertas prácticas, no se protegen los derechos de nadie sino que se invaden los de otros y además de personas que son ajenos a la política como las familias". "No pueden defender derechos de esta manera", ha insistido al tiempo que ha pedido "una reflexión a estas entidades".

"Hago un llamamiento a la cordura, hay muchos sitios para manifestarse", ha dicho Sáenz de Santamaría, quien ha situado el Parlamento como el lugar para defender estas cuestiones. Ha concluido diciendo que "la obligación del Gobierno es garantizar la seguridad de todos". "En ese sentido trabajaremos siempre", ha zanjado.

Etiquetas