Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Debate sobre el estado de la Nación

Muchos aplausos en la bancada popular y algarabía al aparecer la corrupción

La intervención de Mariano Rajoy ha durado una hora y 31 minutos y ha comenzado con la friolera de los casi seis millones de parados que tiene España.

José Ignacio Wert y Mariano Rajoy en el debate sobre el estado de la Nación
Debate sobre el estado de la Nación_12
EFE

El primer discurso de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno en el debate sobre el estado de la Nación ha sido largo y ha contado con el calor y los aplausos de la bancada popular, mientras la algarabía desde la oposición ha llegado con el tema del momento: la corrupción.

Una intervención que ha durado una hora y 31 minutos -frente a los 66 minutos que le ocupó a José Luis Rodríguez Zapatero en el último debate- y que Rajoy ha comenzado con la friolera de los casi seis millones de parados que tiene el país, ante el silencio respetuoso de todo el hemiciclo.

Aparentemente relajado ha estado el líder socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, que apuntaba en numerosas ocasiones notas sobre el discurso de Rajoy en un cuaderno grande y que ha tenido que escuchar, al inicio, otra nueva alusión del presidente a la herencia recibida del PSOE.

El mismo tipo de cuaderno ha usado el líder de IU, Cayo Lara, mucho más compulsivo en sus notas que Rubalcaba, mientras los demás portavoces que previsiblemente intervienen este miércoles, Josep Antoni Duran Lleida (CiU) y Rosa Díez (UPyD), recurrían menos al bolígrafo.

Hasta en una veintena de ocasiones han aplaudido los populares a su líder, la mayoría de las veces cuando Rajoy hablaba de economía y señalaba que el país se ha salvado del naufragio o enumeraba las novedosas medidas para pymes o los contratos a tiempo parcial para los jóvenes.

Del otro lado, la primera vez que se ha oído más claramente a los socialistas -y otros diputados de la oposición- ha sido con un "¡Hala!" muy sonoro, cuando Rajoy hablaba de la jornada "maratoniana" que le tocó en el último Consejo Europeo, el que aprobó los presupuestos para los próximos años.

Y el presidente se ha excusado con un puyazo hacia su antecesor, José Luis Rodríguez Zapatero: "Es que alguno se iba antes a las 0.00", mientras él se quedó hasta el amanecer, ha dicho.

Pero ha sido cuando ha llegado el tema estrella de las últimas semanas, la corrupción, cuando se han caldeado más los ánimos.

Risas, quejas y gestos como los de la portavoz socialista Soraya Rodríguez levantando las manos han acompañado desde la bancada socialista las palabras de Rajoy prometiendo, en estos momentos en los que el PP vive el caso Bárcenas y las informaciones que apuntan a supuestos sobresueldos en el partido, medidas como una nueva ley que controle mejor las finanzas de los partidos.

Pero los populares se han esforzado por sonar más, y han cerrado con una larga ovación el discurso del presidente.

Echada hacia adelante, sin apoyarse apenas en el respaldo de su butaca, ha seguido Elvira Fernández la intervención de su esposo, mientras, acompañada de los presidentes riojano y aragonesa y delante de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, muy seria en todo momento y asintiendo, en más de una ocasión, ante las palabras de su jefe.

ETA, 'fuera' del debate por primera vez

El presidente del Gobierno no ha hecho referencia alguna a ETA en su discurso, con lo que por vez primera han desaparecido las alusiones a la banda terrorista en la intervención inicial de un jefe del Ejecutivo en las 23 ediciones de este debate.

Ya en el último debate celebrado hasta hoy, en junio de 2011, el entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, redujo las alusiones a ETA, a la que mencionó solo una vez durante su discurso inicial.

Sí hubo bastantes más menciones a la banda durante el transcurso del debate, en el que Zapatero atribuyó a su Gobierno haber llevado a ETA a la posición más débil de su historia.

De la misma forma, es previsible que a lo largo del debate que ha comenzado este miércoles pueda haber algunas referencias por parte de los representantes de otros grupos o de las respuestas de Rajoy a esas alocuciones.

Rajoy, contento con su discurso

El presidente del Gobierno ha dicho estar "contento" al concluir su discurso en el debate sobre el estado de la nación y ha insistido en que su objetivo ha sido trasladar a la ciudadanía que España "tiene futuro" y que su Gobierno sacará el país "adelante".

Estas han sido las primeras palabras de Rajoy a los periodistas en los pasillos del Congreso tras finalizar su intervención en el primer debate de política general que afronta como presidente del Gobierno. "He intentado hacer un resumen" de este año de gestión, un año "muy duro", pero en el que "ya se notan cosas muy positivas" en la economía.

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado que Rajoy ha presentado las medidas que son necesarias para España y que ahora toca "ejecutarlas". Preguntada por la impresión que le ha transmitido el discurso del jefe del Gobierno, Sáenz de Santamaría ha dicho que Rajoy es ya un "veterano" en el Congreso y es un buen parlamentario.

Etiquetas