Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Informe anual sobre Vulnerabilidad Social

El 70% de los que acuden a Cruz Roja no puede dar los alimentos necesarios a sus hijos

El número de personas atendidas se ha multiplicado en los últimos cinco años. Así, en el 2012 atendieron a más de 2.300.000 personas, mientras que en 2008 no alcanzaban el millón.

El 70% de las familias que acuden a Cruz Roja para solicitar ayuda no puede garantizar la alimentación saludable que sus hijos necesitan a causa de la situación crítica que atraviesan por la crisis económica, de hecho el 33% no tiene ningún tipo de ingreso.

Es un dato que ha ofrecido este miércoles el coordinador general de Cruz Roja, Antoni Bruel, en la presentación del informe anual 2011-2012 sobre Vulnerabilidad Social, que analiza la situación de las 2.122.470 personas que atendió la organización en 2011, una cifra que ha aumentado un 163% desde 2008.

El aumento del porcentaje, según ha explicado Bruel, tiene como referencia también los datos provisionales de 2012, año en el que atendieron a 2.390.819 personas, mientras que en 2008, fueron 909.800.

El 55,6% de los usuarios es mujer y la edad media se sitúa en los 52 años, además, el 45% es español, el 49% vive en pareja, el 43,2% tiene estudios secundarios y el 8,3% es universitario, datos que constatan que el perfil social de las personas necesitadas ha cambiado.

La crisis está agravando la situación en la que viven los ciudadanos al aumentar de "forma exponencial" el número de personas que no puede cubrir ni siquiera sus necesidades básicas y el 8% (164.709 personas) se encuentra ya en situación de exclusión social, es decir, presenta problemáticas graves en el ámbito económico, personal, social y de vivienda.

Bruel ha asegurado que en 2012 las personas en esta situación aumentaron a 190.000, siempre con datos provisionales de ese año, de las que 30.000 viven en la calle o en asentamientos.

Si en 2010 el número de personas que acudía a Cruz Roja para recibir alimentos era de 691.558, en 2011 fueron 917.988 y en 2012, también con datos provisionales, la cifra se situó en 1.030.971.

El responsable de Cruz Roja ha indicado que, según un estudio que la organización presentó con datos de Cataluña, el 70% de las personas atendidas no puede dar a sus hijos la alimentación que necesitan, una cifra, ha asegurado, que es "totalmente" extrapolable a toda España.

"Sabemos que hay esta realidad", ha dicho Bruel, quien ha agregado que Cruz Roja ayuda a estas familias a que alimenten de forma adecuada a sus hijos.

Más del 21% de los usuarios tiene ingresos inferiores a 500 euros y el 33% no tiene ningún ingreso.

El 71,32% de la población activa atendida se encuentra desempleada: la mayoría son hombres (el 55%), ya que son muchos los que trabajaban hace años en la construcción y, además, las mujeres son más "adaptables" a la hora de buscar un empleo.

En cuanto a los inmigrantes atendidos, el 73% no tiene trabajo y el 67% tienen niveles de riesgo alto a extremo.

El 6,2% de los niños atendidos está en situación de exclusión social y, en este sentido, Bruel ha señalado que el hecho de que muchas familias se encuentren sin ingresos o vivan en asentamientos no quiere decir ni mucho menos que descuiden el cuidado de sus niños.

Son las familias numerosas y las monoparentales, que en un 66,8% están encabezadas por mujeres las que tienen más riesgo y en este último caso, Bruel ha destacado que se ha incrementado por primera vez las monoparentales en las que son hombres los que las encabezan (un 33,2%).

También ha aumentado el número de personas mayores que tienen dependientes a su cargo (ya alcanza el 49%) y familias numerosas (el doce%).

Según Bruel, el hecho de que los mayores están soportando nuevas cargas familiares bien porque sus hijos regresen a casa o porque lo hagan sus nietos ha provocado que éstos cada vez tengan menos poder adquisitivo.

Etiquetas