Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Crisis en el PP

Rajoy hablará del caso Bárcenas pero descarta preguntas

Los periodistas tendrán que esperar a la cumbre germano-alemana en Berlín para poder preguntar al jefe del Ejecutivo por este asunto.

El PP ha confirmado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, hará una intervención en abierto ante el Comité Ejecutivo de su partido sobre las informaciones del caso Bárcenas, descartando por tanto someterse a una rueda de prensa. Los periodistas tendrán que esperar a la XXIV cumbre germano-alemana del próximo lunes en Berlín para poder preguntar al jefe del Ejecutivo por este asunto. 

Rajoy reunirá este sábado a la plana mayor de su partido a las 12.30 ante la exigencia de dar una explicación contundente al escándalo que sacude a su partido tras las noticias sobre supuestos pagos en negro a cargo del extesorero Luis Bárcenas.

Esta reunión ha despertado una gran expectación por el mensaje que trasladará, ya que se trata de su primera comparecencia pública desde que el diario 'El País' publicó las anotaciones de la presunta contabilidad opaca del PP que realizaba Bárcenas.

Con esta sesión extraordinaria del Comité Ejecutivo Nacional, Rajoy quiere escenificar un cierre de filas con sus presidentes autonómicos y regionales. El PP ha desmentido "tajantemente" esa contabilidad opaca, si bien algunos barones del PP han pedido que se acelere la investigación y las aclaraciones ante la alarma que está provocando este caso.

La 'número dos' del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría  ha subrayado además la "conducta ejemplar" de Mariano Rajoy y ha asegurado que en los doce años que lleva trabajando con él tanto en el Gobierno como en la oposición, "nunca" le ha visto "saltarse una norma" y el jefe del Ejecutivo "siempre ha llevado una vida recta y al servicio de los ciudadanos". 

"Puedo comprender, y lo entiendo, que en momentos de dificultad, los partidos políticos y especialmente los que tienen algunos de estos asuntos pendientes, la sociedad exija explicaciones y se le dé; por eso el presidente del Gobierno dará a conocer su posición este sábado", ha proseguido.

La vicepresidenta ha hecho este anuncio tras la insistencia de los periodistas y después de repetir que no quería responder a cuestiones de partido desde la "mesa" en la que ejerce de portavoz del Ejecutivo.

"Me remito a lo que el PP ha puesto de manifiesto a través de sus comunicados y las declaraciones de sus dirigentes", ha dicho la vicepresidenta, quien, no obstante, después ha comentado que Rajoy, como presidente del PP, dará su opinión en una comparecencia que "podrán ver los ciudadanos".

Fuentes del Ejecutivo y del PP consultadas no han aclarado aún si Rajoy hablará ante el Comité Ejecutivo Nacional en una intervención abierta a los medios o dará después una rueda de prensa.

Soraya Sáenz de Santamaría ha negado que el "caso Bárcenas" esté dañando la credibilidad del Ejecutivo y ha dicho que éste es un Gobierno estable que trabaja para salir de la crisis y recuperar el crecimiento económico.

Éstos son "momentos difíciles" en los que "se nos exige a todos mucho más" y en los que hay que trabajar por la "ejemplaridad", ha dicho la vicepresidenta, quien ha querido valorar el trabajo legal y honrado de quienes están en las instituciones, además de pedir que no se extiendan "los comportamientos de unos a todos".

Ha asegurado que el Gobierno es uno de los "mayores interesados" en que los casos de corrupción se investiguen "hasta el final" y que quien "lo haya hecho mal y sea un corrupto pague por ello". "Si podemos fortalecer la respuesta" a la corrupción, "hagámoslo", ha añadido.

Además ha recalcado que el informe que el Gobierno ha encargado al Centro de Estudios Políticos y Constitucionales está "muy avanzado" y es un texto "muy riguroso" y con medidas concretas.

Por eso, aunque ha subrayado que los contactos con los partidos para impulsar un pacto contra la corrupción están "muy avanzados", ha pedido a los portavoces parlamentarios que esperen a este estudio antes de reclamar al Gobierno más medidas.

En este sentido ha dicho que el Ejecutivo trabaja con dos elementos: la ley de transparencia, que según ha repetido será "un buen antídoto contra la corrupción", y el citado informe.

Un texto que recogerá medidas enfocadas a la "ejemplaridad", como por ejemplo un mayor control de los bienes de una persona cuando inicia su actividad política, y otras actuaciones de "naturaleza represiva" tanto en el ámbito penal como procesal, además de algunas de carácter colectivo que pueden afectar a los partidos.

La vicepresidenta ha pedido a los partidos voluntad de diálogo para abordar, en la Ley de Transparencia, todas las propuestas que puedan mejorar este proyecto.

Etiquetas