Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Justicia

Troitiño afronta su juicio de extradición a España

La Justicia española le reclama para ampliarle la pena en aplicación de la 'doctrina Parot'.

Efe. Londres Actualizada 13/01/2013 a las 15:52
0 Comentarios

 El etarra convicto Antonio Troitiño, detenido en Londres el pasado junio tras cumplir una condena de 24 años, afronta este lunes el inicio de su juicio de extradición a España, que le reclama para alargarle la pena en aplicación de la "doctrina Parot". Troitiño, en prisión preventiva en la cárcel inglesa de Long Lartin, se personará este lunes ante la Corte de magistrados de Westminster, en el centro de la capital británica, donde la Fiscalía y la defensa expondrán sus argumentos.

Su última comparecencia ante el juez fue el pasado 8 de enero, cuando se limitó a "fichar" en una sesión de rutina en una vista preliminar.

Tras haber revisado el protocolo del caso, el tribunal escuchará entre el lunes y el martes -está previsto que el juicio dure dos días- los alegatos de las partes, con vistas a pronunciar un dictamen en una fecha aún por concretar.

El caso de Troitiño, como el de otros etarras convictos en España, está marcado por la evolución de la jurisprudencia relativa a la llamada "doctrina Parot", que ahora examina la Gran Sala del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo (Francia).

El 23 de octubre, la Gran Sala aceptó a trámite un recurso del Gobierno español contra una sentencia anterior del mismo tribunal que condenaba la aplicación de la doctrina Parot de forma retroactiva en el caso de la etarra Inés del Río.

Ese dictamen sobre Del Río, ahora recurrido, impedía que dicha doctrina, que tiene el efecto de alargar las penas de los reclusos, fuera aplicada retroactivamente a otros etarras, entre ellos Troitiño.

La doctrina Parot, introducida en 2006, dicta que la redención de penas por beneficios penitenciarios se aplica respecto a cada una de ellas y no sobre el máximo legal de permanencia en prisión permitido en el Estado español, de 30 años, lo que en la práctica prorroga el periodo en prisión.

Los abogados de Troitiño, de 55 años, han argumentado durante el proceso en Londres que, mientras dura el análisis en Estrasburgo del recurso español -lo que podría llevar meses o años-, su cliente, que ya ha cumplido su condena, tiene derecho a no ser extraditado y a permanecer en libertad condicional en el Reino Unido.

La Fiscalía británica, que representa a la Justicia española, señala en cambio que el etarra debe ser entregado a España -donde, según la defensa, no se le concedería la libertad condicional- para esperar allí la sentencia definitiva del tribunal europeo.

Troitiño salió en libertad en España el 13 de abril de 2011 tras cumplir una pena de 24 años, pero días después la Audiencia Nacional revocó esa decisión y lo volvió a requerir para imponerle de forma retroactiva la doctrina Parot, que hubiera fijado su excarcelación en 2017.

Para entonces, el interesado ya estaba ilocalizable, por lo que la Justicia española emitió una orden de arresto que llevó a su detención en el Reino Unido el pasado 29 de junio.

El etarra fue autor de varios atentados entre 1982 y 1984 y del perpetrado en 1986 contra un autobús de la Guardia Civil en la plaza República Dominicana de Madrid, donde fallecieron doce guardias civiles y hubo más de medio centenar de heridos.

Troitiño fue detenido en Londres junto al presunto miembro de ETA Ignacio Lerín, de 38 años, en un piso del barrio de Hounslow, cerca del aeropuerto de Heathrow, donde se hallaron documentos falsos y otras personas fueron arrestadas por infracciones de inmigración.




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo