Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Tribunales

El abogado de Ángel de Cabo critica la elevada fianza impuesta a su cliente

"Es un poco incomprensible. Dicte un auto de prisión incondicional y no una fianza inasumible", ha enfatizado el abogado Ignacio Peláez.

La defensa de Ángel de Cabo  -imputado por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco como integrante de una trama empresarial presuntamente dedicada a ocultar los bienes del expresidente de la CEOE y expropietario de Marsans, Gerardo Díaz Ferrán,- ha criticado este viernes la fianza de 50 millones de euros, que el juez ha impuesto a su cliente para eludir su entrada en prisión y ha dicho que es "incomprensible". 

"Es un poco incomprensible. Ya que usted va a hacer una cosa así, dicte un auto de prisión incondicional y no una fianza inasumible", ha enfatizado el abogado Ignacio Peláez, en declaraciones a Onda Cero en alusión a la elevada cuantía de la fianza que el magistrado ha impuesto a su defendido ngel de Cabo.

Para Ignacio Peláez, la fianza es "una especie de mensaje de que se va a actuar con mucha dureza" o "se quiere decir que él es el autor principal de lo que se está investigando". "Yo creo que lo que se quiere hacer es dar a entender que tiene un potencial económico importante y que podría hacer frente al pago, porque se sospecha que tiene muchísimo dinero".

En este sentido, el abogado no cree que con esta fianza se pretenda insinuar que si Ángel de Cabo saliera a la calle huiría de España. "La prisión provisional siempre la he entendido como una medida de garantía para evitar la sustracción de la justicia y no como un adelantamiento de la condena, que es lo que está pasando", ha recalcado.

"Yo ni conozco al abogado de Díaz Ferrán, pero lo ideal sería ir coordinado para hacer las cosas lo mejor posible. En un principio no tengo, ni he tenido ningún contacto con su abogado", ha reconocido, al ser preguntado sobre la posibilidad de crear una estrategia aliada por parte de las dos defensas.

Preocupación por la "fecha" de las actuaciones

Por otra parte, ha reconocido que lo que le preocupa "es que esta operación, con esta trascendencia que se le ha dado, se hiciera al día siguiente en que terminaba el plazo de la amnistía fiscal". "Eso me hace pensar que es un aviso a navegantes, sin perjuicio de que se hayan hecho cosas mal. Me llama la atención la fecha. Además, era una investigación que llevaba ya tiempo y, ¿por qué de repente se llevan a cabo este tipo de actuaciones?", ha cuestionado.

Finalmente, al ser preguntado sobre si, en este caso, le ha tocado defender al "malo", ha contestado que sí, pero ha agregado que "en un Estado de Derecho como el nuestro el malo tiene derecho a la defensa". "Yo creo que eso es importantísimo. Todos tienen la presunción de inocencia hasta que no haya una sentencia condenatoria. Yo no me he caído del guindo hace dos días, evidentemente, pero lo que yo tengo que hacer es defenderlo lo mejor posible", ha concluido.

Etiquetas