Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Educación

Wert niega que dé marcha atrás en su posición sobre el catalán

El ministro ha explicado que los cambios presentados este martes en la propuesta de reforma educativa obedecen a aclaraciones técnicas.

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert
El PSOE pide la reprobación de Wert por "dilapidar" la Educación y la Cultura
EFE

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, ha negado este miércoles que haya dado marcha atrás en su posición sobre el tratamiento de las lenguas cooficiales autonómicas, entre ellas el catalán, en la propuesta de reforma educativa y ha afirmado que los cambios presentados este martes obedecen a aclaraciones técnicas.

En la rueda de prensa posterior a la Conferencia General de Política Universitaria, el ministro ha sido preguntado por tales modificaciones sobre esta cuestión en el anteproyecto de Ley Orgánica para la Mejora Educativa (Lomce), que ayer debatió con los consejeros autonómicos.

Ha explicado que se ha incluido que las evaluaciones finales de ESO y bachillerato tengan también pruebas sobre las lenguas cooficiales autonómicas y el resto de cambios, ha agregado, es "esencialmente una clarificación de una situación que técnicamente estaba muy oscura".

Preguntado específicamente por si el Ministerio "recula" sobre este asunto con esos cambios, el ministro ha respondido que no iba a evaluar si las interpretaciones son correctas o incorrectas.

"Recular -ha indicado- es un verbo cargado connotativamente y negativamente", y si se entiende como "cambiar la posición para retrotraerse a una posición anterior", entonces el Ministerio "no" lo ha hecho.

Wert, que ha confiado en recuperar el dialogo con Cataluña, ha reconocido que la presencia de las lenguas cooficiales en las evaluaciones finales de ESO y bachillerato había quedado "mal resuelta" desde el punto de vista técnico en la formulación anterior.

"Puesto que existía ambigüedad y no quedaba claro, era preciso, y en eso sí tenia razón Cataluña, dar claridad al hecho de que la lengua cooficial tiene que ser tratada a efectos de evaluación como el castellano. Parece evidente, pero eso no es recular", ha subrayado.

Ha comentado que lo que pretende el Ministerio es dar "rango legal" a los pronunciamientos reiterados tanto del Tribunal Supremo como del Constitucional sobre qué limites tiene la utilización de las lenguas cooficiales, o de alguna forma, qué limites hay que respetar en la utilización del castellano en las comunidades que las tienen.

"Lo que hemos intentado (...) es técnicamente muy complejo, es clarificar entre dos tipos de situaciones que se dan en las comunidades con lengua cooficial", ha proseguido.

Así, ha distinguido entre aquellas que utilizan sistemas integrados de las dos lenguas y aquellas que, en función de lo que consideran falta de normalización lingüística, "privilegio de la lengua común sobre la cooficial", utilizan sistemas llamados de inmersión lingüística.

"Lo único que se ha hecho -ha insistido- es aclarar la redacción; no responde a la verdad decir que el documento impide el modelo de enseñanza (de las comunidades con lenguas cooficiales), simplemente establece sus límites".

Ha considerado negativamente, "como cualquier ausencia", que Cataluña no se haya presentado este miércoles en la reunión para tratar el nuevo modelo de acceso universitario previsto en la reforma.

Ha señalado que el secretario general catalán de Universidades, Antoni Castellà, le ha enviado una carta "correcta y argumentada", que "básicamente" recoge los mismos motivos que este martes adujo la consejera catalana de Educación, Irene Rigau, para abandonar la conferencia sectorial por su malestar con el tratamiento del catalán en el borrador de la reforma. Wert ha asegurado que Castellà está de acuerdo con el nuevo modelo de acceso a los estudios universitarios superiores.

Etiquetas